El Fiat Punto ha llegado a una nueva generación, y una de las primeras medidas que ha tomado es dejarse de segundos apellidos que solo “alargaban” el nombre. El nuevo modelo, profundamente renovado, se llama simplemente Fiat Punto. El pequeño urbano de Turín es uno de los modelos de más éxito de los comercializados por la marca italiana, del que ha vendido 8,5 millones de unidades desde que comenzara su fabricación en 1993. En un cada vez más competido segmento B, el nuevo Punto se renueva con el objetivo de seguir exhibiendo argumentos suficientes para poder seguir manteniéndose como unos de los líderes de un mercado en el que la competencia es brutal. Aquí compite con nada menos que “señores” como son los Seat Ibiza, el Volkswagen Polo, Ford Fiesta o Renault Clio, entre otros.

¿Pero realmente consigue el nuevo Punto mejorar las prestaciones y registros de su antecesor, del que probamos sus versiones gasolina con 105 y el Punto EVO con 135 CV de potencia? Pues lo cierto es que sí: para empezar, Fiat ha apostado fuerte por la eficiencia, con la inclusión del sistema Start/Stop. Son de serie también el indicador de cambio de marcha (GSI o Gear Shift Indicator), que nos ayuda a conducir siempre en la relación de cambio óptima, el modo de conducción ecológico con función ECO y el sistema ecoDrive, con el que podemos mejorar nuestros hábitos de conducción. Igualmente, el confort y la tecnología siguen estando en primer plano de las intenciones del Punto, como lo demuestra ofreciendo de serie el Aire Acondicionado y el MP3. Pero vamos dejarnos ya de generalidades y entremos en materia en cada uno de los aspectos del modelo.

Exterior

Fiat Punto 2012 en Italia

A pesar de no tratarse de un modelo completamente nuevo, sino de un restyling, los retoques estéticos que se ha hecho el nuevo Punto resaltan bastante a simple vista. El más notable es la limpieza de líneas que le proporcionan los nuevos paragolpes, ahora totalmente pintados en el mismo color de la carrocería, y que le dan un aire bastante distinto al modelo y más atractivo. Además, tiene cinco nuevos colores para la carrocería (Turquesa, Rojo Rubí, Gris Submarino, Naranja y Verde Lima). Asimismo, también estrena nuevos modelos de llantas de aleación de 15 y 17 pulgadas. Otros elementos de personalización pueden ser los umbrales de las puertas, colas de escape, carcasas de los retrovisores o las llaves.

Interior y equipamiento

Nada más sentarte en el Punto, te sientes bastante cómodo en su puesto de conducción, con una buena visibilidad del tráfico y con todos los mandos principales a tu alcance. El volante tiene un tacto agradable, aunque aquí tengo que apuntar un detalle a mi parecer no muy acertado. En su parte superior y separadas un par de palmos, tiene una especie de salientes, en forma de aleta, que en mi caso, me hacía tropezar un poco el manejo del volante. Supongo que estará colocado para los que sujetan el volante muy arriba, para ayudarles a fijar el tacto. Es un una pequeña crítica que de ningún modo pretende ser definitiva.

Por lo demás, el interior tiene acabados correctos, al menos en lo que está a la vista, en general es un buen acabado teniendo en cuenta que se trata de un urbano. Sí, tiene algún plástico de dudosa calidad, pero puede disculpársele. La habitabilidad de las plazas delanteras es buena, el asiento y volante de conductor se pueden regular ampliamente. En cuanto a las plazas traseras, la habitabilidad de las plazas traseras resulta correcta para dos personas (que no sean muy grandes), aunque algo escasa para tres. En la versión de tres puertas es algo incómodo el acceso.

Interior Fiat Punto 2012

En cuanto al equipamiento, dispone de tres niveles: Pop, Easy y Lounge, más el exclusivo “TwinAir”. En el acabado “Pop”, vienen de serie el aire acondicionado, radio mp3, airbags frontales y de cortina, cierre centralizado con mando, reposacabezas en todas la plazas, ordenador de a bordo y elevalunas eléctricos delanteros.

El “Easy” ofrece llantas de 15 pulgadas, Bluetooth, USB, reconocimiento de voz, retrovisores eléctricos y térmicos, volante regulable en altura y profundidad, asiento del conductor regulable en altura (y profundidad), tiradores de las puertas en color de la carrocería y faros oscurecidos.

El “Lounge” añade a los detalles del “Easy” el climatizador, techo eléctrico abatible, faros antiniebla, retrovisor interior electrocrómico, reposabrazos delantero, asiento trasero abatible, elevalunas eléctricos en las plazas traseras,  volante y pomo del cambio en piel y luz ambiente en el salpicadero.

Por último, la versión “TwinAir”, además del motor bicilíndrico de 85 CV, añade a los elementos del acabado “Easy”, llantas de 15 pulgadas con diseño específico, cambio manual de seis marchas y retrovisores exteriores negros, anagrama “TwinAir” en los reposacabezas y el color Verde Lima exclusivo.

Como opción, estaría está el navegador portátil (Blue&Me TomTom Live) que va colocado en un brazo en el frontal del salpicadero. Aquí viene un segundo detalle que no me gustó en exceso: el hecho de la colocación del GPS, el brazo en el que va… mejorable su colocación, la verdad.

Motores

Las novedades en lo que se refiere a mecánicas abarcan dos muy sabrosos motores. En gasolina, tenemos el 0.9 TwinAir con 85 CV (el que hemos probado en coches.com y que más adelante analizaremos) y 145 Nm de par máximo, un motor de dos cilindros con turbo ya conocido en el Fiat 500 TwinAir que también probamos. Sus principales ventajas con el consumo, por poco tragón, digno del diésel más ahorrador, homologando unas emisones contaminantes de CO2 de tan sólo 98 g/km. Cuenta con modo ECO y una caja de cambios de seis relaciones, pero además va asociado a este acabado específico “TwinAir”.

En cuanto al diésel, nos encontramos una evolución del conocido 1.3 MultiJet, ahora con 85 CV y con un par máximo de 200 Nm a 2.000 rpm.

Comportamiento

En la presentación tuve la oportunidad de probar la versión 0.9 TwinAir 85 CV del nuevo Fiat Punto. La prueba tuvo lugar por las carreteras de Balocco, en Milán, donde tuvo lugar la presentación del nuevo Punto. Saliamos desde el circuito que Fiat tiene en esa localidad. Dos veces nos cruzamos con un Ferrari al que estaban poniendo en forma. ¡Menudo sonido celestial! Pero voy al grano que me pierdo por las ramas. Cuando te subes, ya para conducirlo, en el nuevo Punto, enseguida te sientes cómodo.

Fiat Punto 2012. Balocco.

Es un coche muy manejable de de conducir, el motor parece bastante apto para mover el peso del coche, al menos no muy lleno (los dos adultos que íbamos a bordo no llevábamos equipaje), aunque ese mismo motor, el “TwinAir”, en relaciones cortas tiene un sonido característco, tirando a molesto. Y me explico: dado que el Punto es un coche pensado sobre todo para ciudad, ese ruido, que es como un carraspeo alto y que se cuela en el habitáculo puede ser un hándicap. Le ocurre en arrancada y hasta llegar a la tercera marcha. Por ello tampoco lo sufrí demasiado (dado que la prueba era fundamentalmente por carretera y con marchas largas, evidentemente) pero es algo que se me quedó grabado. Me llamó la atención y creo que en Fiat deberían mirarlo bien, porque no creo que a nadie le resulte demasiado chulo, la verdad.

Por lo demás, comentarte que el cambio de seis marchas, su precisión y agilidad, es bastante correcto, así como su tacto. En el ordenador de abordo lleva un indicador de marcha que te va sugiriendo la relación adecuada en cada momento. A mí me hizo gracia y puede resltar cómodo para alguien que no esté “acostumbrado”  a escuchar el motor de un coche, pero  mí no me reulta especialmente interesante, dado que es el propio motor el que te va pidiendo la marcha que necesita. Además, y como hice la prueba, “escuchando” al indicador, la conducción se hace algo monótona, demasiado “mecanizada”. Es mejor hacer caso a las sensaciones de uno.

El motor Twinair tiene dos modos de conducción: la Normal y la Eco (más eficiente). Ésta última se activa por medio de un botón que va en el salpicadero. Hay que decir que en este modo de conducción, sentirás ir el coche como si le hicieras caso al indicador de conducción, como algo “perezoso”, aunque bien es cierto que, todo sea por el medio ambiente, este Eco reduce ostensiblemente las emisiones.

En conjunto me pareció un coche muy correcto y su manejo y condución muy agradable, algo a lo que contribuyó sobremanera el paisaje que ofrecía Balocco: absolutamente nevado, con la carretera totalmente limpia, casi como de postal.

Veredicto coches.com

Para empezar, aplaudimos la decisión de la marca italiana de quitarle a este Punto los “sobrenombres”. Nos gusta que haya vuelto a ser simplemente Fiat Punto, algo que no ocurría desde 2005, y que llevaba ocurriendo desde 1996. Esta nueva generación del uranita nos ha parecido realmente “pintona”. Es bonito por fuera, no tanto para que las cabezas se vuelvan a mirarlo, pero tampoco esto es tan importante, y muy coqueto por dentro. Sobre todo, que esté todo tan al alcance de la mano y no haya que mirar un “mapa” para encontrar un otón que nos sea necesario utilizar.

Maletero Fiat Punto 2012

Nos ha gustado el comportamiento del motor Twinair, aunque en su modo Eco convierta al coche en algo “vago”, aunque parece que es lo que se lleva ahora. Es un modelo bastante manejable y divertido de llevar, aunque, ojo Fiat, ese ronquido que tiene este pequeño hasta que se despereza del todo… es decir, a partir de la tercera marcha, es corregible, como lo es también que ese ruidito llegue tan nítido al habitáculo. Un poco más de insorización… gracias.

Llega a España con un precio promocional de partida, para ello, hay que financiar la compra y entregar un coche de más de 7 años incluyendo además una extensión de garantía.

Lo mejor

– Motores
– Puesto de conducción
– Acabado interior

Lo peor

– Insonorización del habitáculo
– Plazas traseras algo justas

Galería de fotos del Fiat Punto 2012:

Ver galeria (48 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta