Logo de Noticias Coches
mini-3-puertas-cooper-prueba-108.1
Prueba
Mario Nogales

MINI 3 puertas Cooper 136 CV Steptronic, prueba con el señorito británico

Las grandes urbes crecen cada vez más y se calcula que dentro de unos años más de dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades. Para entonces puede que el sector haya cambiado e incluso que nos movamos en coches autónomos, pero si hay que elegir un vehículo urbanita a día de hoy hay pocas opciones mejores que el MINI 3 puertas.

El utilitario por excelencia de la marca de Oxford se ha renovado recientemente y mantiene su filosofía tradicional. Decimos esto porque es de los pocos modelos que se pueden elegir con tres puertas en la actualidad. También porque será la penúltima generación con motor de combustión antes de que la marca se pase por completo a lo eléctrico.

Exterior

Lo cierto es que la estética del MINI 3 puertas no cambia demasiado respecto a lo que vimos en su antecesor. Algunas novedades son las que aparecen en el frontal, con faros LED de serie en toda la gama, manteniendo ese reconocible diseño circular y pudiendo ser Full LED como en esta unidad. También hay una calandra de mayor tamaño con un marco del color de la carrocería. Esta zona y otras cambian en función del acabado escogido, en nuestro caso tenemos un Cooper.

La personalización es uno de los puntos más importantes de este modelo y con la actualización se suman tres nuevos colores para la carrocería o la posibilidad de llevar un techo en color degradado. El nuestro va en un tono diferente para conseguir el acabado bitono, mientras que las llantas son unas llamativas de 17 pulgadas. También tenemos la etiqueta de MINI Yours por su nivel de equipamiento, las míticas franjas sobre el capó haciendo contraste o los logos en un tono oscurecido.

En la parte trasera sí que se mantiene prácticamente intacto. Mencionar el spoiler de techo con el color de contraste en la parte superior, justo por encima de una luneta de pequeñas dimensiones. La zona media está copada por los pilotos traseros con la bandera británica de la Union Jack, probablemente el elemento más reconocible del MINI por la noche. Por encima de la matrícula está el logotipo oscurecido y en la parte inferior un paragolpes rediseñado con una única salida de escape.

Lo que no cambia en este modelo son las medidas, teniendo al 3 puertas como el más mini de los MINI actuales. Cuenta con una longitud de 3,86 metros, una anchura de 1,73 metros y una altura de 1,41 metros. La distancia entre ejes se queda en 2,49 metros, lo que hace que el espacio interior no varíe y sea algo inferior respecto a otros modelos de cinco puertas.

Interior

Al pasar al interior se respira una atmósfera totalmente MINI, es de esos habitáculos que podrías reconocer con los ojos cerrados debido a su diseño y tacto. La calidad percibida está por encima de la media gracias a detalles como la tapicería de cuero que cubre los asientos, que además tienen detalles como la bandera de la Union Jack bordada en los reposacabezas y las puntadas a la vista en este acabado Yours. Las molduras son de materiales agradables al tacto, exceptuando los plásticos de las partes bajas.

Es nuevo el volante de tres radios, que tiene el tamaño y el tacto perfecto. Es bastante pequeño y grueso, forrado en cuero y con unos nuevos botones en Piano Black para funciones del control de crucero y del infoentretenimiento. A través del volante vemos una moderna instrumentación mixta con las revoluciones y el nivel de combustible a los lados en forma de semicírculo. En el medio una pantalla que nos dice la velocidad y otras informaciones del ordenador de a bordo, aunque no hay demasiada personalización si la comparamos con otras.

El círculo siempre ha sido la forma fetiche de MINI y, al igual que lo vemos en los aireadores, altavoces o manillas de las puertas; también está presente en la parte central. El anillo iluminado cambia de color con algunas funciones y en su interior recoge una pantalla táctil de 8,8 pulgadas que viene de serie para mejorar a la de antes de 6,5 pulgadas. Se puede controlar también a través de los mandos de la consola central y destaca por sus gráficos avanzados.

También por una tremenda conectividad que incluye Android Auto y Apple CarPlay de forma inalámbrica, una ventaja que todavía no tienen otros rivales y que es de gran ayuda. Si seguimos bajando por esa zona vemos unos controles de la climatización analógicos y tradicionales que son fáciles de utilizar. Más atractivos son los botones tipo avión que están en la zona inferior y que sirven para arrancar el vehículo y otras funciones relacionadas con la conducción.

La habitabilidad siempre ha sido uno de los problemas en los MINI, sobre todo en los de menor tamaño como este de 3 puertas. Las plazas delanteras son más que aceptables debido a que el acceso es bastante cómodo y también lo son los asientos. En este caso tienen reglajes manuales, pero es fácil encontrar la posición de conducción ideal. A la parte delantera le pediríamos algún hueco portaobjetos más, ya que hay pocos y no tienen demasiada capacidad.

Pasar a las plazas traseras es más complicado debido a que estamos ante uno de los pocos modelos que todavía quedan con tres puertas en el segmento. Hay que hacer algo de escorzo para sentarse en las dos plazas traseras, porque hay que destacar que este coche está homologado para solo cuatro pasajeros.

Eliminar la plaza central tiene la ventaja de ganar anchura para los ocupantes traseros. Además, el espacio para las piernas y para la cabeza está bastante conseguido para tratarse de un coche de dimensiones pequeña. Servirá para adultos siempre que no sean demasiados altos.

Maletero

Lo mismo que ocurre con las plazas traseras lo vemos en el maletero. Esta superficie tiene una capacidad de apenas 211 litros, quedando muy por debajo de la media del segmento. Incluso hay rivales que prácticamente duplican esa cifra. La parte positiva es que es una superficie con forma rectangular perfecta y bastante aprovechable. También que tiene un hueco bajo el piso que sirve para repartir la carga.

Como decíamos, suficiente para el día a día o para una escapada de fin de semana, queda claro que es un coche de carácter urbano y no un vehículo con el que hacer largos viajes con la familia. En todo caso, también se puede aprovechar más este maletero abatiendo los asientos traseros en dos partes (50:50) de esta forma se queda una capacidad de 731 litros con un pequeño escalón que forman los asientos.

Equipamiento

El MINI 3 puertas se puede escoger con varios niveles de equipamiento en función también de la mecánica elegida. Hablando del Cooper, de serie viene con el Essential, que a pesar de ser el más básico cuenta con detalles como los faros LED, llantas de 16 pulgadas, pantalla táctil de 8,8 pulgadas, control de crucero o aire acondicionado. Un nivel por encima está el Classic, que tiene un diseño con aires más clásicos y más funcionalidades como los retrovisores eléctricos o los asientos deportivos con tapicería mixta.

Un escalón por encima se sitúa el acabado MINI Yours que tiene nuestra unidad de pruebas. Cuenta con varios logotipos para acreditarlo y también un aspecto diferenciado gracias a las llantas de 18 pulgadas, los asientos exclusivos con tapicería de cuero bordada, además de detalles en el volante o las alfombrillas. El tope de gama sería el John Cooper Works, que saca su vena más deportiva gracias a paragolpes específicos, alerón, asientos deportivos y chasis adaptativo.

Por supuesto, como buen modelo de marca premium, cuenta con un sinfín de elementos opcionales y detalles para personalizarlo. La carrocería puede ir en varios colores con techo en contraste, hay varios diseños de llantas o franjas deportivas. Por dentro se puede elegir la tapicería, las molduras o varios paquetes de tecnología al gusto; así como una suspensión adaptativa para mejorar el comportamiento.

Motor

La gama mecánica del MINI 3 puertas es bastante variopinta. Ya probamos hace tiempo el Cooper SE que es la versión eléctrica y una de las grandes novedades. Si nos centramos en los de combustión, desaparece el diésel y cuenta con cuatro versiones de gasolina. El acceso a la gama es el One con el motor de tres cilindros y 1.5 litros con 102 CV. Un escalón por encima está el Cooper, con el mismo motor, pero con 136 CV. El Cooper S le da un toque deportivo gracias al motor de cuatro cilindros y 2.0 litros con 178 CV, mientras que el tope de gama es el John Cooper Works con la mecánica de mayor tamaño y 231 CV de potencia.

Nuestra unidad de pruebas se trata de un MINI 3 puertas Cooper que lleva el motor de tres cilindros turbo con 1.5 litros. Este nivel intermedio desarrolla 136 CV y 220 Nm de par, pudiendo quedar ligado a una caja de cambios manual de seis velocidades o a una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades. Este ejemplar acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y su velocidad máxima es de 210 km/h. Por otro lado, tiene un consumo de combustible de entre 5,5 y 5,9 l/100km y unas emisiones de CO2 de entre 124 y 134 g/km.

Comportamiento

Cuando nos ponemos al volante del MINI 3 puertas Cooper de 136 CV lo primero que notamos es que el motor de tres cilindros no es todo lo refinando que nos gustaría. Sobre todo, desde el exterior se percibe un traqueteo que deja clara su condición. En este ámbito se queda por detrás de otros motores de la competencia, aunque por suerte el interior está bien aislado y no se percibe demasiado. Donde sí convence la mecánica es en su desempeño.

Con 136 CV supone un nivel de potencia ideal para un coche de este tamaño, el punto intermedio que nos permite hacer viajes con garantías sin que suban mucho los consumos. Gracias a los 220 Nm de par consigue aceleraciones buenas, aprovechando principalmente la zona media del cuentarevoluciones. También tiene tres modos de conducción para adaptar ligeramente su carácter. El Green es el más económico y cuenta con avance por inercia, el Normal es para situaciones cotidianas y el Sport para buscarle las cosquillas.

Cambian parámetros como la dirección, la respuesta del acelerador o la de la transmisión. Aunque este tipo de coche se suele apreciar más con cambio manual, la transmisión automática Steptronic de doble embrague y siete velocidades encaja bastante bien en el conjunto. Es muy suave, apenas se notan las transiciones entre marchas y también tiene una rapidez buena. No termina de convencer que no haya levas tras el volante y que solo muestre la marcha en la que va con el cambio en modo deportivo, en el resto estaremos un poco perdidos.

Y a nivel de chasis hay que destacar que el MINI de 3 puertas será de lo mejorcito del segmento, dejando atrás a la gran mayoría de rivales. Es uno de sus puntos fuertes, con esa sensación que llaman “go-kart feeling” y que destaca por su rapidez y fluidez de movimientos. La dirección para mi gusto es lo mejor, pues tiene un peso notable y transmite mucho más que la mayoría. A algunos usuarios les podrá parecer incluso un poco dura, pero lo cierto es que se agradece teniendo en cuenta las direcciones chicle actuales.

Otro punto a considerar es la suspensión. Al igual que pasaba con la dirección, su puesta a punto es más rígida que la media. Eso hace que tenga un toque deportivo y que se desenvuelva bien en las carreteras de curvas, que son su territorio predilecto. Sin embargo, vemos algunas carencias en ciudad, pues puede resultar demasiado dura para pasar badenes y resaltos. En algunos casos llega a ser incómoda si el firme está muy roto.

Teniendo en cuenta lo anterior, vemos que es un coche dinámico y ágil, que apenas pesa 1.200 kg. Con ese tamaño y un motor a priori eficiente, podríamos pensar en un consumo reducido. Sin embargo, el cambio también penaliza un poco. En la semana de pruebas hemos marcado una media de 7,2 litros, que podría ser un poco elevada para tratarse de un utilitario de perfil medio.

Opinión coches.com

El aura alrededor de los MINI se mantiene intacta actualización tras actualización. Es un coche con una filosofía diferente y muy marcada, de esos a los que les sobra personalidad y generan cierta admiración por parte del público. Se nos ocurren muy pocas opciones entre los utilitarios que tengan una estética tan llamativa del 3 puertas, su nivel de calidad interior o su comportamiento dinámico, que es para mí lo más destacado del coche.

Quien lo compre también sabe que estará renunciando a otros puntos como la habitabilidad del habitáculo o al maletero, que están por debajo de la media. También sabrá que hay que pagar la marca y que su precio está bastante por encima de otros rivales.

El MINI 3 puertas es probablemente el modelo más icónico del segmento, pero también uno de los más caros. Parte de 21.600 euros en su versión más básica y la tarifa puede ascender hasta rondar los 27.000 euros en este Cooper con algunos opcionales o hasta los 35.900 euros del John Cooper Works que es el tope de gama. De todos modos, echa un vistazo a los precios en nuestra página web, en coches.com, donde tenemos las mejores ofertas y estará realmente rebajado.

MINI 3 puertas Cooper 136 CV Steptronic
8.1Nota
Lo mejor
  • Estética que enamora
  • Calidad de acabados
  • Comportamiento dinámico destacado
Lo peor
  • Maletero muy limitado
  • Cambio automático sin levas
  • Precio elevado
Diseño9.5
Habitabilidad7.5
Acabados8.5
Maletero7
Equipamiento8
Motor8
Comportamiento8.5
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • MINI
  • MINI 3 puertas
  • urbano