El Seat Exeo llegó en 2009 para cubrir el hueco que había dejado el Toledo de segunda generación, todo un superventas cuyo éxito se fue al tacho tras aquella “aventura” de convertir a una berlina bien posicionada en un monovolumen con una línea bastante extraña…

Los “puristas” criticaron enormemente el Exeo por ser en realidad un A4 de la anterior generación (el Audi A4 B7 de 2004, que ya montaba la misma plataforma del A4 de 2000). Se adaptó a la estética de la marca española, y la resurrección de Seat, que en 2011 lidera las ventas en nuestro país, se debe en buena medida a este modelo, como nos comentaba su director de comunicación Fernando Salvador en esta entrevista que el compañero Gonzalo Yllera le hizo en Salamanca.

Fue precisamente allí donde probamos su versión familiar, el Seat Exeo ST, con cambio DSG y elmotor TDi Common Rail de 143 CV. Los comentarios fueron realmente positivos. Ahora ha llegado a nuestras manos esta versión más frugal y asequible, el dos litros de 120 CV con acabado Reference, el de acceso a la gama.

Equipamiento

El hecho de ir montado en una plataforma con más de diez años lastra bastante su seguridad. De hecho, el Exeo solo recibió cuatro estrellas en las pruebas de choque de EuroNCAP a las que se sometió en 2010. Aunque en la mayoría de evaluaciones de seguridad cumple como el resto de sus rivales, en caso de impacto frontal algunas partes del salpicadero no se deforman como es debido y el airaba de rodilla no tiene un comportamiento óptimo.

Interior Seat Exeo

Pese a este tirón de orejas leve de EuroNCAP, el Exeo tiene un gran equipamiento de seguridad: ABS y ESP, airbags frontales, laterales delanteros, de cortina delanteros y traseros y los airbag de rodilla antes mencionados. Incluye otros elementos de seguridad como  retrovisor interior electrocómico y retrovisores eléctricos calefactables con plegado eléctrico, faros antiniebla, control de velocidad de crucero y limitador de velocidad, y sensores de luz y lluvia.

En el interior destaca el volante multifunción forrado en cuero regulable en altura y profundidad, palanca de cambios forrada en cuero y un ordenador de a bordo que indica dos mediciones parciales para consumo medio, autonomía, consumo instantáneo o tiempo recorrido. Va conectado al GPS y te dice hacia qué dirección viajas.

En el apartado de confort, el asiento del conductor cuenta con regulación en altura y lumbar. Tiene climatizador bizona automático, varias tomas de corriente en habitáculo, un reposabrazos central delantero con hueco portaobjetos y elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, radio CD con MP3, y varias entradas auxiliares y menos libre Bluetooth.

Destaca la rueda de repuesto completa (algo que apasiona al mercado español). Detro del apartado de opciones, podemos hablar de la pintura metalizada (502€). Puede resultar interesante para mucha gente el pack almacenaje (201€): que incluye toma de corriente de 230 voltios en consola central, toma de corriente en maletero, bolsa portaesquíes, cajones bajos los asientos delanteros, redes para el maletero.

Exterior

El Seat Exeo es una berlina media que mide 4,66 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,43 metros de ancho. Su batalla de 2.642 mm, algo corta para su segmento, (el tamaño medio también es algo mayor). Pesa 1.505 kg. El Exeo es de esos coches que va cambiando en función de por donde lo mires. Vamos a ilustrarlo con fotos a medida que lo explicamos:

Frontal del Seat Exeo.

Vista frontal: Es el clásico frontal de Seat, con los faros muy agresivos y las líneas del parachoques y amplias tomas de aire, que le dan un aspecto más deportivo. El morro tiene la gran calandra típica de Seat, con la S del logo en medio presidiéndola. Los faros van en la línea del último Ibiza y el interior de las ópticas que incluyen xenon es diferente. Quedan muy elegante, pero hay que tener cuidado al aparcar ya que no hay molduras en los paragolpes.

Lateral del Seat Exeo.

Vista lateral:

La sección lateral es un 97% Audi (el 3% que falta serían los retrovisores, muy similares a los del Ibiza en la forma en que se sujetan a la puerta). Para mi gusto es demasiado recto, sin las líneas dinámicas que Seat ha llevado al restode gama (el arrow design, en forma de flecha, que quizá incorpore un restyling que suponemos  ya cercano). Poca imaginación, en definitiva, y hasta las llantas de 16 pulgadas y cinco radios anchos son bastante conservadoras (cuestión de gustos, claro).

Trasera Seat Exeo

Vista trasera:

Los faros traseros son bastante más modernas (algunas unidades equipan LEDs opcionales en las ópticas). El nombre del modelo está en medio del portón del maletero. Más abajo, sobre el paragolpes trasero, está la matrícula y un poco más abajo los dos tubos de escape (la única forma de saber que estamos tras un turbodiésel).

Interior

Abro la puerta, me siento y nada más cerrarla oigo ese sonido pesado propio de los coches de las marcas más caras del mercado. ¿Pero este coche no era un Seat? Las calidades que me rodean también son notables, así como todos los ajustes. Es entonces cuando miro el salpicadero… y resulta que es idéntico al de Audi A4 Cabrio: lo delatan las tres salidas de climatización sobre la consola central.

Cuadro de mandos del Seat Exeo

Detalles que me gustaron: el plástico blando sobre el salpicadero y el volante, forrado de cuero. En la parte inferior los plásticos duros ya se acerca más al Ibiza que al Audi (agradable, pero no de tanta calidad). Las puertas siguen este patrón: idénticas a Audi en su parte superior con embellecedores de plástico de Seat.

Los asientos delanteros son cómodos, con un mullido muy firme, amplios y tienen regulación lumbar y en altura. La posición de conducción es baja y no cuesta apenas encontrar la postura ideal regulando el volante en altura y profundidad. Hay mucha amplitud y, al mismo tiempo, tengo los controles muy a mano (el equipo de información se controla desde el propio volante) salvo el climatizador, que está muy abajo. La instrumentación es muy clara y se lee perfectamente, con la pantalla multifunción en el centro del tablero de mandos (aunque el Seat Media System 1.0 con GPS se ha quedado muy antiguo).

El Seat Exeo gana en practicidad respecto al anterior Audi A4: Sobre la consola hay un hueco plano con fondo acolchado para dejar objetos pequeños o documentos y hay otro hueco delante de la palanca de cambios. También puedes guardar cosas en el reposabrazos central, si no tienes suficiente espacio en la guantera (cabe una botella de agua de litro y medio sin problemas, pero no en las puertas, que no estan pensadas para eso). Con el pack compartimentos (opcional) se incluyen unos pequeños cajones bajo los asientos delanteros.

Así como la aprte delantera es muy amplia, el Seat Exeo repite el gran pecado de aquel Audi A4 de hace años: es estrecho detrás y hay poco espacio para las piernas para un adulto de estatura media-alta.

Maletero

Maletero del Seat Exeo.

El maletero tiene una capacidad de 460 litros y sus formas son regulares. Es grande, pero no de los mayores de su segmento, porque le penalizan ser 15-20 cm de longitud más corto que sus principales rivales. Si abates los asientos traseros (en configuración asimétrica), quede una superficie de carga plana. La rueda de repuesto tiene un tamaño completo.

Motor

El propulsor diésel 2.0 TDi common-rail del Seat Exeo desarrolla 120 CV de potencia a 4.000 rpm, gracias a un turbo de geometría variable con intercooler. El par motor máximo es de 290 Nm, constante entre las 1.750 y las 2.500 rpm. Como en el Audi A4, va montado en posición delantera longitudinal.

Según la información oficial, con la caja de cambios manual de seis relaciones es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y tiene una velocidad punta de 204 km/h. El consumo medio homologado es de 5,2 l/100 km, de 4,1 l/100 km en carretera y de 7,1 l/100 km en ciudad. Emite 136 gramos de C02/km, (paga el 4,75% de impuesto de matriculación).

El Seat Exeo cuenta con suspensión independiente en ambos ejes, con arquitectura de paralelogramo deformable. La unidad probada llevaba neumáticos 205/55 en llantas de 16 pulgadas que el Exeo tiene de serie (hay otros diseños de llantas opcionales, de hasta 18 pulgadas). Monta discos de freno ventilados de 288 mm en el eje delantero y discos macizos de 245 mm en el trasero.

Comportamiento

El objetivo de esta prueba es conocer el consumo real del más frugal de los Seat Exeo diésel. Se trata de un coche que pesa 1.505 kg. Su depósito de combustible de 70 litros son suficentes para unos 1.000 km de autonomía. De hecho, en el momento de recogerlo, con el depósito lleno, marcaba 980 km.

Seat Exeo

Al arrancar se notan las típicas vibraciones diésel con el coche frío. Tras un primer “viaje” para cargar el coche y recoger a otro pasajero, pongo rumbo a Pamplona. Según Google Maps, desde Madrid son 409 km en autovía y carreteras nacionales de doble sentido (viajamos por la A2 y luego la A15, N113 y AP15 hasta llegar a la capital navarra).

Primer contratiempo: un accidente provoca la madre de todos los atascos a la salida de Madrid. El coche aisla bien de todos los ruidos exteriores. Atendiendo al ordenador de abordo, el consumo se dispara hasta casi 12 litros y la autonomía baja por momentos hasta los 890 km. 90 km y no hemos recorrido ni 10 (se echa en falta el Start&Stop que este motor no puede montar ni como opción). El “reto” de hacer un Madrid- Pamplona-Madrid sin repostar parece esfumarse. Es aquí cuando tengo que contaros que durante todo el recorrido iba sacando fotos con el móvil de las diferentes cifras que me daba el ordenador… pero unas semanas más tarde, me lo robaron y adiós a las imágenes).

Poco se puede contar de sensaciones durante ese tramo. Solo decir que a pesar de ir senatdo muy abajo la visibilidad era buena (hacia detrás es algo peor, sobre todo a la hora de aparcar, pero por suerte tiene sensores de aparcamiento).

A unos 40 km de Madrid el tráfico empezó a despejarse. El motor de dos litros es agradable para ser diésel y empuja ya desde las 1.400 rpm. A velocidades de 120 – 130 km/h el Exeo muestra un aplomo soberbio y me recordó a las sensaciones Audi. Cómodo, firme… En caliente el motor vibra cada vez menos y apenas se oye el ruido de la rodadura.

Volvemos a echar un ojo al ordenador de abordo. La autonomía no deja de subir. Estamos ya a algo más de 100 km de Madrid y marca 1.200 y pico kilómetros. Es lo que tiene rodar en sexta a poco más de 2.000 rpm. El trabajo con las suspensiones es excelente: no se ha buscado la comodidad solamente y el coche parece que va sobre raíles al tomar las curvas anchas de la autovía. Puedes incluso acelerar más  y superar ampliamente los límites de velocidad permitidos que no tendrás en ningún momento sensación de riesgo. Definitivamente, el Exeo parece un coche premium.

Seat Exeo

En carretera nacional se confirma la excelencia de la suspensión. Fue entonces cuando olvidé la eficiencia para testar un poco el dinamismo del Exeo. Ya aviso: Si esperas sensaciones deportivas, este no es tu coche. Todas sus reacciones son seguras y aunque el motor empuja bien en cualquier circunstancia, en adelantamientos o pendientes pronunciadas debes jugar con el cambio para no perder agilidad. La caja es precisa cuando subes o bajas de marchay los frenos se demuestran fiables. Quizá lo peor del coche es la dirección, demasiado suave para mi gusto, que no se endurece en función de la velocidad y que no transmite demasiado (eso sí, se agradece un montón a la hora de aparcar). Pero bueno, que alguien nos recuerde que esto era una prueba de eficiencia.

Tras recorrer en Pamplona y alrededores unos 200 km durante el fin de semana, llegó la hora de volver. El depósito estaba entorno a la mitad de su capacidad. Tomamos un camino diferente: Pamplona-Logroño-Soria-Madrid. Son unos 430 km pasando por la Sierra de la Cebollera. Llegamos a Madrid y el ordenador todavía indica algo más de 200 km de autonomía, lejos de entrar en la reserva. Y hemos hecho 1.038 km, incluyendo un monumental atasco, tramos de montaña y pequeños desplazamientos por Pamplona y Madrid. El motor 2.0 TDI se ha demostrado realmente eficiente, con un consumo algo menor de cinco litros.

Veredicto coches.com

Si buscas un coche cómodo, elegante a la vez que discreto y viajas mucho en carretera, no dejes de probar este Exeo. Será casi imposible que encuentres algo mejor tan barato y de tanta calidad.

De hecho, Seat apunta con este coche a clientes de ese tipo: taxistas y flotas (ya que el coste de mantenimiento también es realmente bajo). Para aquellos que busquen una imagen más agresiva o un maletero mayor hay opciones más interesantes (ojo a los maleteros del Ford Mondeo, el Volkswagen Passat o del Opel Insignia, por ejemplo… pero eso sí, son coches algo más largos).

En el Exeo no tendrás la última tecnología punta, pero sí tendrás gran fiabilidad, buenas calidades Audi y… precios Seat. Más compacta y rápida que otras berlinas actuales de igual potencia, su motor tampoco es ultratecnológico, pero hemos comprobado que puede rivalizar de tú a tú en consumos y prestaciones a cualquiera de la competencia.

Si a eso unes un excelente nivel de marcha, Seat tiene un caballo ganador entre manos. ¿O pensabas acaso hace cuatro años que la marca de Martorell podría tener en su catálogo una berlina mejor que esta?

Lo mejor

  • Relación calidad /precio.
  • Estabilidad y calidad de marcha.
  • Consumos y prestaciones del motor 2.0 TDI.

Lo peor

  • Anchura de las plazas traseras y maletero algo pequeño
  • Diseño conservador en exceso.
  • Dirección poco informativa, solo 4 estrellas EuroNCAP.

Galería de fotos del Seat Exeo:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta