Llega por fin el verano y con él el sol y el calor. Hay que tomar precauciones, ya que estas altas aumentan el riesgo de accidente y estar más pendiente de la salud en verano para conducir. Estas son las precauciones que podemos tomar en España, ya que aquí hay una normativa muy estricta en cuanto a modificaciones del vehículo en general y opacidad de los cristales delanteros en particular.

Pero esta legislación no es tan férrea en Rusia. Y el ejemplo perfecto es este ciudadano, que ha instala en su coche (parece un Lada) estas curiosas ventanillas para acabar con las molestias del sol:

El sistema incluye dos ventanillas, una convencional y otra oscurecida. Es una buena idea, ya que en un día oscuro, un cristal algo oscurecido reduce mucho la visibilidad y al revés, los cristales normales acaban convirtiendo nuestro coche en un horno cuando le pega el sol (aunque, por suerte, hay trucos para enfriar rápido un coche). Con este sistema tienes las ventajas de los dos tipos de ventanas… en el mismo sitio. ¿Se atreverá algún fabricante a realizar un sistema parecido?

Vía: Autoblog

1 COMENTARIO

Deja una respuesta