La Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) es la institución equivalente a la EuroNCAP europea. Al otro lado del charco, las pruebas son más exigentes aún si cabe que en el Viejo Continente, sacando grandes deficiencias de seguridad pasiva a muchos coches. En esta ocasión, el BMW X1 ha sido el damnificado.

Los sistemas de asistencia de frenada automática de emergencia se han ganado los adeptos de los conductores y grupos de seguridad vial por igual. Utilizando una serie de cámaras, sensores y radares a bordo, estos compendios digitales reaccionan en situaciones de emergencia más rápido de lo que lo haría un ser humano, en teoría. Existen multitud de sistemas que los fabricantes han desarrollado para sus modelos y, por tanto, hay diferencias entre ellos.

En Estados Unidos casi 6.000 personas murieron atropelladas accidentalmente en 2017

El IIHS se ha encargado de probar los asistentes de frenada de emergencia en caso de detección de peatones de los SUV más vendidos de Estados Unidos. Un total de 11 modelos fueron testados en tres pruebas diferentes, a velocidades variadas (entre 20 y 40 km/h) y con un tiempo de reacción de, aproximadamente, dos segundos. A diferencia de la prueba realizada en Europa, el IIHS ejecuta un proceso algo más completo

Los escenarios planteados son tres: un peatón que camina de forma paralela al vehículo por el arcén; un niño que sale inesperadamente de la parte posterior de un coche estacionado donde no hay visibilidad; y cuando un adulto se cruza en la vía con el coche repentinamente. Todos obtuvieron una calificación aprobada (Toyota RAV4, Volvo XC40, Honda CR-V, Subaru Forester, Chevrolet Equinox, Hyundai Kona, Kia Sportage, Mazda CX-5, Nissan Rogue –X-Trail­– y Mitsubishi Outlander), menos uno, el BMW X1.

El BMW X1 no llegó a frenar en ninguno de los escenarios. En declaraciones del IIHS, “tuvo una reducción de velocidad mínima o nula en las otras pruebas”, ha declarado el IIHS. Tanto la pareja de dummies adultos como el que simulaba a un niño de siete años corrieron la misma suerte. Este último debería de haber evitado el accidente en 1,5 segundos y haberse detenido en menos de 20 metros. Pero todos salieron disparados por los aires, demostrando que ni las cámaras, ni los sensores ni los radares los detectaron.

No obstante, las alarmas no deben de saltar. Los sistemas de frenada de emergencia aún están en una fase embrionaria. El IIHS obliga a los fabricantes con estas pruebas mejorar sus sistemas de seguridad pasiva, unas pruebas que serían difíciles de superar si somos nosotros quienes vamos al volante.

1 COMENTARIO

  1. En el articulo mencionais que este sistema es seguridad pasiva… ¿No querreis decir seguridad activa? Siempre he entendido que la diferencia entre seguridad pasiva y activa es que la pasiva se “activa” una vez ocurre el accidente (cinturones, airbag, deformacion programada de carroceria y/o chasis…) y la activa evita que ocurra el accidente (abs, esp, frenada de emergencia, sistemas de detección….)

Deja una respuesta