Con el lanzamiento del nuevo Bugatti Divo, han comenzado las comparaciones respecto a su modelo base. El exclusivo modelo limitado a 40 unidades se trata en esencia de un Bugatti Chiron que ha recibido algunas mejoras y que cuesta 5 millones de euros. Es más aerodinámico, más ligero y tiene un comportamiento en curvas optimizado. Con eso de que el Divo es ‘tan bueno’, en algunas ocasiones se ha parecido que el Chiron era malo.

Y ahora llega Carfection con un vídeo que demuestra que no es así. La prueba que han realizado por algunas carreteras cercanas a Molsheim (Francia), donde se encuentra la sede de la marca. Curiosamente, pasaron por el tramo donde falleció Jean Bugatti con un Type 57C en 1939. Allí dejan claro que el Bugatti Chiron todavía tiene muchos argumentos de peso y que no es solamente un coche de rectas.

Está claro que no es el coche más ágil del mercado, sus casi dos toneladas de peso ya adelantan ese hecho. Pero la forma de transmitir que tiene el Chiron parece ser bastante precisa a juzgar por lo dicho en el vídeo. Su conducción requiere de cierto periodo de adaptación, con cuestiones como la de vigilar el pedal del acelerador y no anticiparse en las curvas. No hay que olvidar que se trata de uno coche de 1.500 CV de potencia.

Puede ser ocho segundos más lento que el Divo en el circuito de Nardo, pero parece más que suficiente para la mayoría de humanos. Tras la prueba queda claro lo difícil que es llevar al Bugatti Chiron a su límite y la capacidad que tiene de ir rápido en cualquier tipo de situación. Una bestia con motor W16 de 8.0 litros y con cuatro turbos que pasará a la historia por su avanzada técnica y por el efecto que causa en todo aquel que lo conduce.

Fuente: Carfection

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta