El Chevrolet Corvette ZR1 es una de las sensaciones del momento. Se trata del ‘Vette’ más radical que jamás hayan hecho y hace poco se anunció que sería el ‘pace car’ de la Indy 500. Cuando anunciaron que su velocidad máxima era de 341 km/h podía parece algo excesivo, pero la marca americana estaba dispuesta a demostrarlo. Para ello se llevaron una unidad al Automotive Testing Papenburg (ATP), un singular circuito situado en Alemania.

Se trata de un enorme trazado ovalado de 12,3 kilómetros de longitud, con curvas peraltadas y perfecto para probar hasta donde puede llegar un vehículo. Pero para comprobar cuál es la velocidad máxima son necesarias dos pasadas, una en cada dirección. El viento suele ser un factor importante en este ámbito y por eso hay que calcular una media para tener un dato más real. Eso mismo hace Chevrolet con el Corvette ZR1 y lo muestra en este vídeo.

En la primera pasada vemos como el motor V8 sobrealimentado de 6.2 litros empieza a rugir y como se desbocan sus 765 CV y 969 Nm de par. En menos tiempo del que podíamos pensar se superan los 300 km/h y la velocidad sigue subiendo. Esta tanda finaliza con una punta de 345,8 km/h (214,88 mph) que se alcanzan en séptima y a 5.400 revoluciones. Le toca el turno a la segunda pasada, teóricamente más difícil al tener el viento en contra.

El Chevrolet Corvette ZR1 sale de la curva por encima de los 300 km/h y sigue acelerando. Aunque el resultado no es tan satisfactorio y se queda en 338,3 km/h (210,2 mph) a un régimen de revoluciones algo inferior. Calculando la media se queda en los 341 km/h que aparecen en su ficha técnica. Sin embargo, parece que este ejemplar tiene potencial para más y que seguro que lo superaría si no fuera por la limitación de velocidad impuesta por la homologación de los neumáticos.

Fuente: Youtube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta