Imagina que has dejado tu vehículo unos cuántos meses parado. Es posible que hayas seguido nuestros consejos para que este coche parado esté en las mejores condiciones… pero no imaginabas que un animal hubiese encontrado refugio allí. Bueno, puede que una tela de araña esperases encontrar… pero un ejejambre de furibundas avispas, seguro que no.

Pues hete aquí que esto ha ocurrido y el Youtuber (y apicultor) Jude ha grabado cómo sería vivir esta situación. Lo llamaron para que sacase un enjambre de abejas de un viejo Chevrolet Malibu debido a su profeción pero cuando llegó al escenario se encontró que no eran esos insectos que producen la preciada miel los que  lelnaban el automóvil, sino un gigantesco nido de avispas, que cubría todo el espacio para los pies de los asientos delanteros y traseros.

En este primer vídeo puedes ver cómo Jude examina el tamaño del avispero. Es realmente gigantesco:

En un segundo vídeo se viste con un traje y perfora el nido para conocer cuántos ejemplares hay en él. Es realmente espeluznante la cantidad que puede haber. Además, coloca la cabeza de un maniquí para que podamos observar cómo reaccionan ante un humano al ser provocadas.

En este vídeo puedes ver varios puntos húmedos en el panel de la puerta del conductor. Se trata de gotas de veneno que echan las avispas. El apicultor sseñala en el vídeo que incluso puede oler el olor del veneno mientras explora a fondo este avispero.

Y pro último, el tercer vídeo. En él, un ayudante de Jude se sienta en el asiento del conductor y, rodeado de avispas enfurecidas, inicia la marcha. Imaginamos que para trasladar el vehículo a un lugar más adecuado para deshacerse de estos peligrosos insectos:

Vía: Autoblog
Fuente: Stinger Creations

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta