En Hyundai i30 N es uno de los últimos contendientes en el apretado segmento de los compactos deportivos. La marca coreana se ha sacado de la manga un vehículo rápido y capaz, que se ha ido ganando adeptos entre el público con rapidez. El que fue el primer modelo de la submarca N tiene un gran potencial que solo puede ser exprimido al máximo en pista cerrada. Por eso lo han llevado al madrileño circuito del Jarama.

El i30 N cuenta con un motor de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros con dos niveles de potencia. El de acceso entrega 250 CV, pero en este caso se ha optado por la opción más capaz con el paquete Performance, que desarrolla 275 CV y 353 Nm de par. Solamente puede ligarse al cambio manual de seis velocidades. De esta forma se convierte en uno de los tracción delantera más prestacionales.

Es un modelo con buenas prestaciones, pues acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos con su sistema Launch Control y tiene una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Sin embargo, lo que le hace especial es su comportamiento dinámico. Como se puede apreciar en el vídeo, su rendimiento en el circuito es muy satisfactorio gracias al diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD), capaz de repartir el par entre las ruedas, ayudando a un paso por curva más efectivo.

Los cinco modos de conducción (Eco, Normal, Sport, N y N Custom) consiguen que pueda adaptarse a cualquier tipo de situación, siendo válido para circuito y también para el día a día. El cambio cuenta con un sistema rev matching, que sirve para igualar las revoluciones a la hora de reducir de marcha, consiguiendo un efecto similar al punta-tacón. Y sí hay algo que encandila del Hyundai i30 N es su sonido, muy personal gracias a la válvula de escape variable.

Fuente – Hyundai

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta