La escudería Red Bull nos tiene acostumbrados a vídeos promocionales espectaculares.  Todavía tenemos en nuestras retinas la espectacular parada de boxes de 2,05 segundos en cámara superlenta, que viene a ser el culmen del vídeo promocional del equipo en el que explicaban el motivo de sus éxitos, el ritmo conjuntado. Y es que esta marca parece querer monopolizar el binomio Youtube – vídeos de coches rápidos, pues lo mismo nos muestran a un RX-7 curzando la carretera más alta de Nueva Zelanda que su monoplaza viaja a Mónaco tras el Renault Mégane RS Red Bull Racing RB8.

Sin embargo, la bebida energética pega un giro en su estrategia comunicativa en esta ocasión. Ahora, el piloto David Coulthard y parte del equipo Red Bull Racing Infiniti visitaron Cuba el verano pasado para conocer los coches clásicos del país y los mecánicos que los mantienen en funcionamiento.

David Coulthard Cuba

Los 60.000 coches clásicos en las calles de La Habana son el resultado de la revolución que provocó la caída de la dictadura del general Fulgencio Batista, el 1 de enero de 1959 y la llegada al poder del líder del Ejército Rebelde: Fidel Castro. Desde entonces, solamente pueden comprarse y venderse coches en la isla si se quedaron en las calles de la Cuba anterior a 1959.

Como parte de su viaje, David Coulthard recorrió algunos de los barrios históricos de La Habana a bordo de un Pontiac de 1955, para dirigirse al Rally de Automóviles Clásicos de Cuba. Tanto él como Tony Burrows, el mánager de Infiniti Red Bull Racing, se sorprendieron por los coches que vieron y los mecánicos que conocieron. Disfruta del vídeo.

Fuente: Youtube Infiniti Red Bull Racing

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta