El Skoda Fabia Combi recibió una ligera actualización recientemente, un lavado de cara respecto al anterior modelo de 2015, que es precisamente el que protagoniza esta noticia. La revista alemana AutoBild ha estado los dos últimos años haciendo una prueba de larga duración al pequeño familiar de origen checo. Más de 40 personas pasaron por sus mandos, llegando a cruzar Europa y a recorrer más de 106.000 kilómetros.

Ahora el pequeño Fabia Combi con motor 1.2 TSI y el cambio DSG ha sido devuelto a su lugar de origen, la fábrica de Mladá Boleslav (República Checa). Para comprobar la fiabilidad del modelo, un equipo de mecánicos de Skoda empezaron a desmontar el coche, pieza a pieza. Durante el proceso también había especialistas de Dekra (los que hacen un riguroso informe sobre coches de segunda mano) para comprobar el estado de los componentes.

Han dejado un espectacular vídeo que muestra todo el proceso en apenas un minuto gracias a la técnica del timelapse. Primero se van quitando partes de gran tamaño como el capó, las puertas o las ruedas; después le van siguiendo otros componentes como los del interior. El motor necesita otro despiece propio y más concienzudo, debido al gran número de piezas que tiene y el reducido tamaño de algunas de ellas.

El resultado es espectacular y queda plasmado en un fondo blanco, donde se puede ver hasta el último tornillo de este Skoda Fabia Combi. Aunque parezca que la vida de este automóvil haya llegado a su fin, lo cierto es que no es así. Todos los componentes serán enviados de vuelta a Alemania, a una escuela donde los estudiantes podrán analizarlos y volverán a emsamblar por completo el familiar, que será utilizado para fines didácticos.

Fuente: Skoda

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta