Llevamos mucho tiempo diciéndolo: Los hombres no son los únicos capacitados a la hora de comprar coches. Los estudios demuestran que las mujeres deciden en la compra de coche de segunda mano y no sólo eso, sino que las mujeres compran coche mejor que los hombres.

También es cierto que ahora estamos en el siglo XXI y estas ideas están al orden del día, al menos en los países occidentales. Pero si nos trasladamos unas décadas atrás, hasta 1960, veremos que entonces la relación entre mujeres y coches era muy diferente. Y si lo combinamos con unos publicistas de esos que protagonizan la serie Mad Men, la coctelera se vuelve explosiva.

Este anuncio de Volvo es el mejor ejemplo de ese arrinconamiento de la mujer. En él vemos a un hombre intentando convecer a su esposa para que le compre un Volvo Amazon. Su xperiencia al volante con el cambio manual es realmente vergonzante… de ahí que la voz en off le recomiende que pruebe con una transmisión automática.

Lo que más debería enervar a la mujer son las cualidades del Volvo que la voz en off recomienda decirles, como su durabilidad. Eso les permitirían darse caprichos, como comprar muebles nuevos, una piscina, o abrigos de piel. Menos mal que el mundo ha evolucionado:


Vía: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta