¿Te gustaban los coches de juguete cuando eras niño? Entonces seguro que hacías circuitos imposibles, con saltos arriesgados y llenos de detalles curiosos.

No queremos quitarte la ilusió, pero seguro que ningunoalcanzó las proporciones mastodónticas de este que verás a continuación: Es el Metropolis II.  Ha sido diseñado por el artista Chris Burden, y su construcción le ha llevado a él, el ingeniero Zak Cook y sus 10 asistentes nada menos que 4 años de trabajo para terminarlo.

Por su trazado de 18 carriles pueden circular hasta 1.100 coches (en la misma dirección). Esta “escultura” puede verse en el estudio de Burden en Topanga Canyon… Y en este vídeo que tienes a continuación:

Vía: MAKE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta