A pesar de que la tecnología de seguridad en los automóviles han hecho caer las cifras de fallecidos en accidentes de tráfico a los mínimos históricos, todavía tenemos que lamentar muertes en las carreteras. Y es que, mientras el coche autónomo no se generalice (y que no falle), los humanos siempre podremos cometer alguna equivocación.

Esa idea del error humano es la que explota este anuncio de la Oficina de Transportes de Nueva Zelanda. Y es que, aunque a veces consideremos que la velocidad a la que circulamos no supone un peligro y podemos reaccionar… alguien siempre puede cometer un error.

La descripción del vídeo en Youtube es esta: “Nadie debería pagar por un error con su vida. Cuando conducimos, compartimos la carretera con otros, así que la velocidad que escogemos para circular necesariamente ha de dejar lugar a cualquier error”.

Algo de razón tienen. Con un coche nuevo, con las mejoras de sonoridad y la mejor calidad de rodadura, la sensación de velocidad ha desaparecido (no como en aquel Bianchina, que a 50 km/h su dueña decía que parecía ira toda velocidad ). Por otro lado ¿cuál es una velocidad segura? ¿La establecida por la limitación de velocidad por la vía que circulamos? Eso tampoco garantiza que no se produzcan accidentes fatales como el que vemos en el vídeo, en el que un conductor se salta un Stop.

De todos modos, no está de más reflexionar viendo el vídeo y recordar que hay otros conductores en la carretera… y que podemos darles una segunda oportunidad si fallan.

[raw]

[/raw]


Fuente: Oficina de Transportes de Nueva Zelanda
Vía: Motorpasión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta