Dentro de los vídeos de anuncios de coches, últimamente se están poniendo de moda aquellos que incluyen un concesionario, un factor sorpresa y una cámara oculta que lo recoge todo. Así vimos la sorpresa que se llevaba este vendedor de coches americano, que no sabía a quién dejaba probar un coche, o el alucinante botón Va Va Boom del Renault Clio con el que se encontraban los clientes cuando probaban el coche.

Ahora es Toyota Bélgica quien recurre a esta estrategia para promocionar la tracción total del nuevo Toyota RAV4, que pudimos probar hace unos meses. Y le dan un giro al concepto original. El caso es que le piden a una actriz que acuda a una prueba de conducción, a un concesionario. Pero obtuvo mucho más de lo que esperaba. ..

La actriz es contratada para el anuncio del RAV4, sí, pero ella nio sabe que el concesionario de automóviles planea enseñarle todas las cualidades todoterreno SUV… por sorpresa, a altas velocidades por el medio de una obra de construcción llena de barro.

Toyota es sincera a la hora de reconocer que se trata de una actriz… pero ante ciertas caras de terror que pone durante la prueba, dudamos mucho de que esté actuando en todo momento.


Vía: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta