Si las cifras de fallecidos en carretera han aumentado, no busques al culpable en ls falta de seguridad de los coches nuevos. Todo lo contrario. Desde su creación hace 21 años,  Euro NCAP ha ido subiendo los estándares de seguridad en su programa de evaluación de los vehículos. Y en los ñultimos resultados que acaba de publicar el nuevo Jeep Wrangler 2018 no sale bien parado. Mejora los resultados del Fiat Panda (que se queda con cero estrellas de cinco), pero su única estrella hace que quede rezagado frente a la competencia.

¿A qué viene ese suspenso rotundo? Pues se debe principalmente a dos causas, una portección para peatones deficiente y la carencia de sistemas de asistencia a la conducción centradas en la seguridad. De este modo, la protección de la cabeza de un peatón si golpea contra el capó es definida por la agencia como “pobre”. Tampoco la protección de la pelvis salía bien parada… al menos los paragolpes  sí ofrecen una buena protección para las rodillas.

Desde luego, en los entornos para los que está pensado el Wrangler sería más sencillo toparse con un corzo o un jabalí que con un peatón, pero las pruebas son idénticas para todos… y el diseño del Jeep  lo penaliza en exceso.

El otro punto flaco son los asistentes a la conducción. Hay recordatorio para ponerse el cinturón de seguridad en asientos delanteros y traseros y un control de crucero con limitador seleccionable por el conductor… pero no busques asistencia de frenado de emergencia o ayuda al mantenimiento de carril que encuentras en la mayor parte de competidores.

¿Y en la prueba de choque en sí? Pues no salió tampoco bien parado en protección de cuello para niños y en una colisión frontal el espacio para los pies se deformaba casi hasta el límite, pero la protección general en todas partes fue correcta. Recordemos que las pruebas de Euro NCAP incluyen una prueba de impacto frontal, una prueba de impacto frontal compensado (donde el 40 % del lateral del coche golpea una barrera deformable), una prueba de polo (el auto es empujado hacia un polo rígido) y una prueba de impacto lateral.

Puedes ver el video de prueba de choque a continuación.

Desde Euro NCAP señalan que “es decepcionante ver que un coche nuevo se pone a la venta en 2018 sin un sistema de frenos autónomo y sin asistencia de carril”. Desde Jalopnik han contactado con FCA y les han indicado que Euro NCAP había probado un coche sin sistema frenada de emergencia automática, pero que estará disponible en nuestro mercado con posterioridad (de hecho, lo encontramos en modelo de Norteamérica).

También indicaron lo que nosotros decíamos hace un rato. El Wrangler fue diseñado para “ofrecer un rendimiento superior y experiencias de conducción únicas en las condiciones más exigentes” y que “los protocolos de prueba que se aplican exclusivamente a escenarios urbanos no coinciden con este vehículo”. Porque no volcar mientras realizas la Rubicon Trail es quizá más importante en este coche que un detector de peatones.

Fuente: Euro NCAP
Más información: Puedes leer el informe completo aquí.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta