El Audi RS4 Avant es la variante familiar de altas prestaciones del A4, el coche que continuó la exitosa saga RS, los modelos de alto rendimiento de Audi, tras el Audi RS2. Es todo un salvaje, ya que su motor V8 4.2 litros envía hasta 450 CV de potencia a través de una de siete velocidades de doble embrague automático.

Para resaltar sus cualidades y mostrar que nos encontramos ante un auténtico guerrero del asfalto, Audi Reino Unido decidió enfrentar a dos de estos modelos en un combate de paintball. Un acto promocional… de esos que nos encantan.

La marca equipó a ambos vehículos con sendos cañones de aire comprimido, que para disparaban bolas de pintura desde el capó. Los pilotos tenían un botón en la consola central para disparar. Las armas no son giratorias, sino que van montadas fijas, por lo que el conductor debe hacer gala de sus habilidades al volante para colocarse en posición de disparo. Y hay otras armas además de estas, pero no vamos a desvelarlas:


Todavía es mejor si cabe el vídeo rodado entre bambalinas, el vídeo making-of, donde revelan cómo capturaron algunas de esas tomas aéreas. Como era imposible tener una grúa en el suelo, en medio de los coches a la deriva, inmersos en la batalla…. utilizaron helicópteros drones:


Fuente: Audi UK

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta