Mañana 18 de marzo arranca la Fórmula 1 con el Gran Premio en Australia. Pero hoy te traemos un vídeo distinto de algo que no veremos ni esta temporada ni ninguna otra.  Los coches de carrera de Fórmula 1 no están diseñados para conducir sobre nieve, pero a principios de este invierno Andy Gülden, monitor de conducción de la Academia de Nürburgring, equipó un monoplaza con neumáticos para nieve y se puso a circular en las pistas de carreras cubiertas de nieve por  el famoso y exigente circuito de Nürburgring, en Alemania. El infierno verde, convertido en infierno blanco. Disfruta del vídeo:

Vía: Laughing Squid

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta