Si hablamos de utilitarios deportivos, el Ford Fiesta ST es uno de los referentes. Acaba de llegar al mercado una nueva generación, que poco tiene que ver con la anterior. Y precisamente eso ha querido evaluar la gente de CarWow. Con sus habituales enfrentamientos en forma de carreras de aceleración pretenden comprobar la mejora que ha habido en sus prestaciones durante el marcado cambio generacional que ha habido.

Porque hay que recordar que el nuevo Fiesta ST monta un motor de tres cilindros, una decisión algo polémica que no sentó bien a un buen número de seguidores. Se trata del pequeño 1.5 EcoBoost, un turboalimentado que desarrolla 200 CV y 260 Nm de par. Además de prometer un mejor rendimiento, también se postula como una opción más eficiente, con unos consumos y emisiones reducidos gracias a tecnologías como la desconexión de cilindros.

En el otro lado tenemos el anterior Fiesta ST con su 1.6 EcoBoost de cuatro cilindros. Aunque hubo un Ford Fiesta ST200 con una potencia superior, estamos ante la variante que desarrolla 182 CV y 290 Nm de par (con función overboost), que fue la más vendida. Hay que decir que sus cifras están bastante igualadas y que no ha habido grandes incrementos de potencia entre generaciones, como ha pasado en otros modelos. Veremos los resultados.

En la primera carrera de aceleración desde parado, el nuevo Fiesta ST se pone a la cabeza rápidamente demostrando de lo que es capaz su tres cilindros. Completa el cuarto de milla en 15,1 segundos, mientras que el de la anterior generación se queda atrás y marca 16,1 segundos. La segunda carrera lanzada es bastante más igualada, en los primeros metros ninguno se distancia, pero en el tramo final el nuevo Fiesta ST se impone al antiguo. Parece que no había que subestimar al tres cilindros.

Fuente: CarWow

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta