Si te pregunto qué marca dice aquello de ¿Te gusta conducir?, inmediatamente sabes a quién me refiero. Independientemente de que el título deje claro de lo que vamos a hablar hoy, BMW en España tiene la habilidad de tener un estilo muy propio y rápidamente reconocible.

Por ejemplo, el mítico Be Water My Friend, creado por la agencia SCPF en 2006, con el reputado publicista Toni Segarra a la cabeza, incrementó las ventas del BMW X3 en un 73%. No sólo es que superase los objetivos comerciales, sino que el anuncio tuvo que retirarse antes de tiempo, por problemas de oferta ante la desorbitada demanda.

“No te adaptes a la carretera, sé la carretera”

Si nos pusiéramos a recopilar todos los grandes anuncios de BMW en España deberíamos editar un libro, pero aquí va una selección de algunos de los más brillantes:

Mano

Junto al anuncio de Bruce Lee, es otros de los spots más recordados de BMW en nuestro país.
¿Se puede hablar de la marca sin mostrar el producto?, BMW se enfrentaba la percepción de ser una marca un tanto fría con el consumidor.

Este anuncio formaba parte de una serie de campañas que recogen esos pedacitos cotidianos que evocan el placer de conducir (conducir de noche, cuando el copiloto se duerme…). Y al final, todo ello culminando con la varonil voz en off que te pregunta si te gusta conducir. Años más tarde la prensa declaraba a Mano como el mejor spot de los últimos 25 años.

Matemático

Otro brillante ejemplo de cómo BMW en España ha ido construyendo su marca en algo tan profundo como las emociones.

En este caso, se trata de una campaña promocionando el Serie 3 Coupé que de forma muy eficaz y sutil consigue atrapar la atención del consumidor sin la necesidad de especificar todas las prestaciones del vehículo en cuestión.

Tiburón

Un anuncio del que sobran las palabras, porque la imagen lo dice todo. Una vez más, las estanterías se llenaron de premios gracias a su originalidad.

Stravinsky

“Si algo se puede hacer mejor, hagámoslo mejor”, BMW vuelve a utilizar imágenes de archivo para comunicar esta vez el esfuerzo constante de la marca por ofrecer la última innovación al servicio del cliente.

Al igual que el sentido de la perfección que tenía el director y compositor ruso, Ígor Stravinski, BMW deja claro que el 520d nace de ese inconformismo.

Una felicitación “muy BMW”

La dirección de arte vuelve a ser suficiente para decirlo todo sin decir prácticamente nada excepto un “Feliz Navidad”. Las coordenadas inferiores corresponden a unas imágenes tomadas por satélite por el Instituto Cartográfico de Cataluña.

Si no saliese la marca, ¿deducirías que es de BMW?

Carta a las nuevas empresas de movilidad

Con el auge de las nuevas empresas de movilidad como Uber o Cabify, BMW aprovechó para dirigirse a aquellas personas que no encuentran placer en conducir, para reforzar su promesa de crear coches para los que sí quieran hacerlo.

Todo ello firmado con un desafiante “nos vemos en la carretera”.

Cuando conduzcas, conduce

En sintonía con la anterior campaña, este spot resume el papel que BMW quiere tener en estos nuevos tiempos donde el placer de conducir no representa lo mismo ahora que hace diecisiete años.

¿Y qué decir del anuncio en sí? Pura poesía.

Bonus track

Así, recordaba BMW su centenario con los ojos ya puestos en los próximos cien años.

¿Será igual de buena la publicidad de BMW en el año 2117?

Fuente: BMW, El Publicista, Anuncios

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta