Un Rolls-Royce tiene que ser opulento, lujoso hasta donde la vista incluso no alcanza. Y eso no se consigue solo empleando materiales de primera categoría y a operarios que se encargan de montar cada manualmente muchos de esos componentes en los coches. También es necesario una buena estructura técnica desde el principio para conseguir una calidad de conducción por encima de la de cualquier otro vehículo, y el Rolls-Royce Cullinan cumple con creces en ese aspecto.

La firma británica no solo construye algunos de las máquinas más cómodas del mercado, sino que sus propulsores también son increíblemente suaves y refinados. Pero, ¿hasta qué punto? En pocas palabras, tanto que puede equilibrar una moneda de canto directamente encima del bloque. En un intento por mostrarlo, un concesionario de Rolls-Royce en Cleveland, Estados Unidos, subió a la red social TikTok un vídeo donde uno de los Cullinan podía sostener una moneda de cinco centavos de canto con el motor arrancado.

Ese propulsor, por cierto, es una unidad V12 doblemente turboalimentada de 6.75 litros que es capaz de entregar 571 CV de potencia a 5.000 rpm y 850 Nm de par motor desde tan solo 1.600 rpm. Gracias a esas nada desdeñables cifras, los 2.735 kilos del Cullinan pueden plantarse en 100 km/h desde parado en apenas cinco segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, donde lo más molesto que escucharás será el sonido de rodadura del resto de los coches con los que el pueblo llano circula habitualmente por la carretera.

@rollsroycecleveland

Placing a nickel on a running Rolls-Royce engine 😱 #fyp #foryou #carsoftiktok #luxury

♬ original sound – rollsroycecleveland

Y es cierto que es extremadamente suave, pero no es tan impresionante como algunos otros en el pasado, si somos honestos. Si bien todo esto se ve muy bien y seguramente atraerá la atención de muchos usuarios de TikTok, no es necesario tener un Rolls-Royce para poder equilibrar una moneda en el motor. Como señala Rolls-Royce Cullinan, los bloques de seis cilindros en línea, los V8 y los V12 tienen un excelente equilibrio natural y, si están diseñados correctamente, todos ellos sufren de muy pocas vibraciones. Prueba de ello la puedes encontrar al final del post.

El primero de ellos muestra una moneda colocada de perfil sobre un motor V12 de 5.7 litros de un BMW 850 CSi. Ni al arrancarlo ni al revolucionarlo se cae la moneda. El segundo corresponde a una prueba de Top Gear con un Lexus LS400 en 1991. Con un vaso de agua en la cubierta, incluso cuando se acelera a 6.000 rpm, no se percibe ni una sola ondulación sobre el V8 de 4 litros de la berlina japonesa. Por supuesto, ninguno de estos otros logros, por impresionantes que sean, desacredita la suavidad del Rolls-Royce Cullinan.

Fuente: Rolls-Royce Cleveland
Vía: TikTok

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta