El mes pasado se celebró en Lausitz la cuarta carrera DTM de esta temporada. Y los pilotos de Mercedes Benz tuvieron un compañero de excepción, Nicky Hayden. El campeón del Mundial de MotoGP de 2006 iba por primera vez a un evento DTM y tuvo la tremenda suerte de poder subirse a uno de estos espectaculares bólidos.

Algo así era cuestion de tiempo, tras la reciente alianza entre Mercedes y Ducati. Se espera que a partir de ahora haya una mayor integración de este tipo entre las dos empresas y, para empezar, no ha estado nada mal.

Hayden dijo que “Sinceramente, nunca he tenido la oportunidad de ver DTM en la televisión en Estados Unidos, así que tengo curiosidad por ver de qué va esto. Pero ya estoy esperando acercarme a otras carreras, ir a la reunión de pilotos y conocer a fondo toda la tecnología que emplean”.

David Coulthard le habló un rato sobre los secretos y la tecnología de su AMG Mercedes C-Class y entonces, Hayden se va a tomar el volante del vehículo DTM para completar algunas vueltas en el Lausitzring.

Hayden no fue el único piloto de motos  la única de dos ruedas en Lausitz ese fin de semana. Del mundo de las carreras de Superbikes se acercó Max Neukirchner. Se puso al volante de un Volkswagen Scirocco R, como Ralf Waldmann (que ganó 2o grandes premios de motos y fue subcampeón de 250 cc) y Raudies Dirk (campeón del mundo de 125 cc en 1993. El actual líder del campeonato de Moto2, Stefan Bradl, debía subirse a un Scirocco también, pero no pudo ir debido a un resfriado. La verdad, Hayden no lo hizo mal:

No es el primer piloto de motos que se sube a un coche de competición. Hace unos meses Jorge Lorenzo se estrenaba en las carreras de automovilismo con un Abarth 500 Asseto Corse. También Rossi probó un Ferrari en 2008:

Te traemos otro vídeo de Rossi en Ferrari (no nos hemos aguantado, tiene música de AC/DC)

Vía: DTM, Youtube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta