Fifth Gear nos tiene acostumbrados a pruebas de choque impactantes, y esta vez no iba a ser menos. Incluso con los coches más básicos son capaces de alcanzar velocidades superiores a 180 km/h, así que hay posibilidades reales de accidentes de tráfico a esas velocidades.

Estamos acostumbrados a ver pruebas de choque a velocidades moderadas (unos 60 km/h). Para saber qué devastadores efectos de producirse un impacto a esas velocidades. El equipo de Fifth Gear estrella un Ford contra un muro de hormigón a una velocidad de 193 km/h. El resultado es a la vez sorprendente y aleccionador.

Vía: Fifth Gear

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta