Para celebrar el lanzamiento del primer híbrido enchufable de Land Rover, la marca ha realizado uno de sus increíbles desafíos, esta vez en la isla de Burgh (Reino Unido). El nuevo Range Rover Sport se ha enfrentado a dos nadadores profesionales por superficies tanto de arena como de agua.

El rendimiento del nuevo Range Rover Sport P400e ha sido probado contra la ex campeona mundial de natación en aguas abiertas Keri-anne Payne y el atleta Ross Edgley.

El Range Rover recorrió una distancia de 14 kilómetros de costa incluyendo terrenos de arena y agua alcanzando una profundidad de unos 850 milímetros, mientras que la pareja de profesionales nadaron a lo largo de la costa 1,5 kilómetros con marea alta.

Esta nueva versión P400e combina un motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros con 300 CV de potencia con un motor eléctrico que alcanza los 116 CV. Con estas cifras, desde la marca aseguran que el sistema inteligente Terrain Response 2 con el que cuenta el vehículo asegura una tracción máxima en cualquier superficie.

“He competido en todo el mundo, pero nunca he hecho nada parecido a esto. Con una fuerte marea, fue realmente duro estar por delante del Range Rover Sport” declaró Keri-anne Payne. Por su parte, el atleta Ross Edgley, especialista en desafíos extremos dijo que “las olas eran tan poderosas, que podía ver como el Range Rover Sport era golpeado por agua, aun así el vehículo hizo un trabajo increíble”.

Este increíble desafío es una prueba más de una serie de retos del Range Rover Sport que ya consiguió un récord al subir la colina de Pikes Peak y fue el más rápido en la travesía del desierto “Empty Quarter” en la Península Arábiga.

¿Puede el nuevo Range Rover Sport ser tan rápido en agua como dos nadadores profesionales? No vamos a revelar quién terminó en primer lugar ya que lo mejor es ver el vídeo que ha preparado la marca británica.

Fuente – Land Rover

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (19 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta