Reconstruir el motor de un Volkswagen Beetle de 1972 no es tarea fácil. Lo que hicieron estos chicos fue el resultado de incontables horas de trabajo, heridas en las manos, múltiples búsquedas de desguaces con piezas originales y la observación de más de 30.000 fotos en Google para tener todos los detalles.

Una labor titánica de las que quedaron las imágenes grabadas en modo Time Lapse. Al final hasta te puede pasar por la cabeza la equivocada idea de que cualquiera es capaz de hacerlo.

El motor, que es refrigerado por aire, posee nada menos que cuatro cilindros de hierro fundido opuestos horizontalmente, así como culatas y pistones de aleación de aluminio fundido, cárter de magnesio y cigüeñal y bielas de acero forjado.

Si te has perdido en estas últimas palabras, no te preocupes, estamos hablando de un motor único en su especie fabricado por la marca del “automóvil del pueblo” que encontró su declive en los comienzos del siglo XXI hasta su fin en el año 2006.

Un maravilloso anuncio de Volkswagen de 1964, contaba como simplemente era imposible que el motor del Beetle se viese afectado por las altas o bajas temperaturas ya que no era propulsado por agua.

Como ellos mismos afirmaban, no era un coche objetivamente bonito, pero sin duda era de los más fiables del mercado. Sin embargo, el paso del tiempo acaba pasando factura a todos. El cárter de magnesio de este Beetle se acabó quemando y así comenzó la aventura de devolver a la vida a este auténtico icono de las cuatro ruedas.

Un gesto casi de agradecimiento hacia un coche que ya “enfermo” consiguió hacerse los 4023,36 kms que separan Portland (Oregon) de Traverse City (Michigan) en busca de piezas originales. ¿Cuántos modelos de la actualidad serían capaces de hacer un sobresfuerzo de estas características?

Aunque efectivamente los motores propulsados por aire sean más accesibles de arreglar por uno mismo debido a las características y tamaños de las piezas que lo compone, no nos atrevemos a quitar un mínimo de reconocimiento a la increíble cirugía que supone resucitar a un Beetle.

Vía: Jalopnik

1 COMENTARIO

Deja una respuesta