Quién no conozca aún las piezas en miniatura del maestro Patelo se está perdiendo unas de las maravillas del mundo de la mecánica. Allá por el año 2011, conocíamos su historia y la de su minúsculo motor V12 construido con una precisión exquisita. Más tarde, volvía a sorprender con otro motor W-32 tan estable como para colocar varias monedas de canto sobre él sin que se caigan.

A sabiendas del tiempo y del esfuerzo que supone cada pieza, elaborada poco a poco con tan solo un torno y una lija, era muy comprensible que se retirase de producir estos motores. De hecho, el septuagenario había dejado clara su intención de no continuar con esta hermosa afición que realiza con tanto amor.

Pero el corazón pudo más que los años y el cansancio y el año pasado anunciaba sorprendentemente que volvía a coger las riendas del proyecto que siempre había deseado: se embarcó en la aventura de crear una sala de máquinas de un transatlántico en miniatura. En abril de 2016 publicaba en su canal de youtube el siguiente vídeo.

Cada vídeo es una obra maestra en la que se puede apreciar el meticuloso trabajo que realiza día tras día el maestro mecánico. Con un torno va creando las estructuras para luego lijarlas con sumo primor. Su manos, marcadas por los años de trabajo, pueden llegar a parecer toscas y demasiado grandes para las piezas. Sin embargo, el observador verá como se tornan firmes y delicadas mientras perfila cada pieza. No hay espacio que se le escape, solo un genio podría realizar un trabajo con tanto detalle y dedicación como demuestra el ingeniero jubilado.

En esta serie que traemos hoy de cuatro vídeos, Patelo va realizando trabajos de lo que será una gran sala de máquinas formada por cuatro motores acoplados a dos reductoras con dos hélices de paso variable. No es de extrañar que tenga que repartir el trabajo en varios vídeos, el siguiente es del mes de octubre de 2016. Con un ritmo lento pero sin pausa, se van perfilando lo que seguramente sea una de las mayores obras de ingeniería en miniatura jamás creadas.

Y sin mucha espera, tan solo tres meses más tarde que el vídeo anterior, en enero de este año llegaba la entrega de la parte 3 de este proceso del que nos a hecho a todos parte gracias a su canal de youtube. Con su aparato de medida, va realizando las correspondientes mediciones de las piezas en un meticuloso trabajo que realiza con envidiable precisión. Un milímetro de más puede echar a perder días de trabajo, así es como lo realiza el maestro y sin atisbo de duda.

Pasión y dedicación que quitan la respiración es lo que se percibe después de ver como realiza todas y cada una de las piezas. Lo que en un principio Patelo pensaba que no iba a conseguir por su edad, lo está logrando poco a poco enseñándonos con pruebas materiales que nunca es demasiado tarde para cumplir tus sueños.

Desde la redacción de coches.com esperamos impacientes su próxima entrega, con la certeza de que su trabajo pasará a la historia, como lo está haciendo ahora y con el deseo de que su arduo trabajo se vea recompensado. Viendo el cariño y empeño con el que lo hace, estamos seguros de ello.

Fuente: Fogonazos

Más vídeos: Yesus Wilder 10

1 COMENTARIO

  1. Que maravilla de trabajo, eso es ser un buen ajustador matricero, enhorabuena y repito, una verdadera maravilla. Esperamos ansiosos la siguiente entrega. A mi particularmente me ha servido de mucho he aprendido un montón de recursos. Gracias.

Deja una respuesta