Warped Perception (WP) es un programa que se emite en Discovery Channel y YouTube que es conocido por demostrar lo que le puede ocurrir a un vehículo en condiciones un poco más… extremas. Después de ver lo que le sucede a un coche después de ser sometido a las molestias que son los baches, el Mercedes Clase E (W211), cansado, maltratado y desnudo, vuelve a enfrentar otro obstáculo perpetuamente molesto: los badenes.

Es mejor estar preparado para conllevar todo el dolor que conlleva ver este vídeo. Pero como la mayoría de los episodios anteriores de WP, este trata menos de hacer un espectáculo de pasar por baches a alta velocidad y más sobre hacer un poco de hincapié sobre lo que le sucede en un coche cuando, rutinariamente, toca pasar por encima de estas trampas. No es como apretar los dientes y fingir inmediatamente después que no ha pasado nada.

Por supuesto, hay varias formas del Estado para persuadirnos a no ir demasiado rápidos por la vida, como muchos tipos de badenes con diferentes formas y materiales, radares de todos los tamaños, gustos y colores, y numerosos incentivos fiscales para no ser un ciudadano corruptor. Es probable que esas bulbosas piezas generen algo de elevación a medida que uno conduce sobre ellas a gran velocidad, pero probablemente no dañarán demasiado tu suspensión.

Por lo general, simplemente nos avergonzamos y nos resignamos a la inevitable sensación de ser agitados en nuestros asientos una vez que nuestros coches golpean el resalto. Luego seguimos adelante, fingimos que no ha pasado nada, y todo mientras comenzamos a morir un poco por dentro. Pero, ¿son estos baches reductores de velocidad realmente tan castigadores para nuestros vehículos? Y si es así, ¿qué tan malo podría ser?

Para averiguarlo, los chicos de WP tomaron al pobre “Merche” y lo hicieron sufrir por tres tipos de badenes que se encuentran comúnmente en las calles: el de asfalto, el de estacionamiento y los “asesinos de suspensión” que miden alrededor de 15 centímetros de alto. La clase predominante que se encuentra en las calles de España es la primera, que puede parecer mansa a primera vista, pero puede causar mucho daño potencial a un coche.

Si un conductor ve el resalto demasiado tarde, a menudo frenará cuando esté pasando por él, haciendo que toque fondo y que el peso se transfiera a la parte trasera. Después de replicar este escenario, WP intenta alcanzar la máxima velocidad tan rápido como puede sin disminuirla. Sorprendentemente, esto no causó ningún daño a la suspensión, pero es genial verlo en cámara lenta. Resulta curioso ver cuánto castigo puede soportar el viejo Mercedes Clase E.

En última instancia, el corto revela que no sucede nada demasiado dramático cuando golpeas un badén, ya sea a altas velocidades o bajo una intensa frenada. Eso es muy cierto si no te sucede mucho. Tu coche puede tocar con los bajos, claro, pero la suspensión no se caerá por completo. Así que no te sientas mal si golpeas un resalto de estos inesperadamente de vez en cuando. Sin embargo, hazlo a menudo y eso se convertirá en una historia diferente.

Matt Mikka, quien iba a los mandos de la berlina germana, admitió estar sorprendido por estos resultados, y añadió que es mucho menos probable que dañes el vehículo al golpear un badén en lugar de golpear un bache, especialmente porque uno profundo también podría hacer mella en la rueda, a la vez que restringe el movimiento y causa más estrés en la suspensión. No creo que debamos hacer esta pequeña anotación, pero, en serio, no hagas esto en casa.

El daño de la suspensión es real si no tienes cuidado con los badenes. Incluso puede mandar al traste tu sistema de escape o una llanta si no tienes cuidado. Lo peor de todo es que si perforas cualquiera de los sistemas hidráulicos del coche y el líquido se escapa, nada te protegerá de absorber el impacto de estos desafortunados encuentros. La buena noticia es que, si tienes cuidado en el camino, no tendrías por qué preocuparte de nada.

Fuente: Car and Driver

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta