Japón es la ‘meca’ del drift. Esta técnica comenzó a extenderse allí en la década de los 70 y fue ganando popularidad hasta llegar hoy en día a todos los rincones del mundo. Y uno de los lugares donde practicarlo por excelencia es el Circuito de Ebisu, formado por varias pistas llenas de curvas para ir de lado. No nos extraña que desde allí nos llegue una nueva actividad que están promocionando por parte del propio circuito.

Se trata de un servicio de taxi que te va una vuelta por el trazado haciendo drifting. No es algo descabellado, ya que en Nürburgring se hace algo parecido con el Ring Taxi que da una vuelta rápida al circuito. Pero volviendo a Japón, un youtuber nos trae su particular vídeo probando de primera mano lo que se siendo en el asiento de copiloto mientras que un piloto profesional te lleva derrapando y causando grandes nubes de humo blanco.

Para esta ocasión se utiliza un Toyota Mark II JZX100 que será pilotado por Naoto Suenaga, aunque también se puede hacer el recorrido con un Toyota Chaser JZX100 y con el piloto Nobushige Kumakubo. Sobra decir que ambos coches han sido profundamente preparados para este cometido y que superan los 400 CV de potencia. El interior también se ha adaptado y ahora cuenta con cuatro asientos individuales tipo baquet.

Solo hace falta ver las caras de los pasajeros para darse cuenta de lo entretenida que puede ser la experiencia. Los neumáticos se van desgastando a un ritmo acelerado en cada curva mientras que Suenaga va explicando algunas maniobras y las distintas pistas. El precio de esta experiencia es de unos 190 euros la hora (25.000 yenes más otros 500 por el seguro). Si se quiere llevar más acompañantes se pagará un precio extra de 3,60 euros por cada uno. Nada caro para lo que se ofrece.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta