Parece que Toyota ha pensado que, si los jóvenes pasan del coche, lo mejor es que los niños empiecen a entender cómo funcionan los vehículso cuanto ante. Para acercar a las nuevas generaciones al mundo del motor han creado el Toyota Camette, un prototipo diseñado para que padres e hijos tengan la máxima comunicación en k cicge,

Tal y como aseguran desde la propia Toyota, su deseo es “introducir a los niños en la diversión de conducir, personalizar y poseer un coche”. Por eso el Camette viene con pedales y asiento ajustables, para que cualquier Fernando Alonso a escala tome el control del vehículo. Se puede personalizar por completo el aspecto del coche, desde las ruedas hasta las luces, pasando por la carrocería o los tres asientos que se alojan en su interior

Poca información más ha suministrado Toyota al respecto de su futuro “juguete”: medirá 2.7 metros de largo y 1.2 de alto, dispondrá de tres plazas sin excesos, estará impulsado por baterías eléctricas y podrá alcanzar 70 km/h.

Sin embargo, viendo el vídeo de presentación, no parece que el proceso de modificación del Camette sea tan sencillo como promete la marca nipona. No es ningún juego de niños y, de hecho, el montaje del automóvil parece bastante complejo y laborioso:

Galería de fotos del Toyota Camette:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta