Han sido varios los usuarios que nos han preguntado qué ocurre con los recambios de segunda mano. Y es que desde hace bien poco ha habido cambios notables. Hace un mes, el 22 de enero entró en vigor un nuevo Real Decreto sobre la regulación sobre los vehículos al final de su vida útil.

Estos cambios afectan desde el momento de dar de baja un vehículo hasta la comercialización de los recambios usados ya que la legislación debía adaptarse a la Directiva europea. Se trata del Real Decreto 20/2017, de 20 de enero, sobre los vehículos al final de su vida útil, que deroga la norma anterior, Real Decreto 1383/2002, de 20 de diciembre, sobre gestión de vehículos al final de su vida útil.

La gran novedad de la nueva ley es que, a partir de ahora, solo se permite a los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT, lo que conocemos habitualmente como desguaces), extraer y comercializar las piezas usadas de los coches. Solamente podrá hacerse con vehículos dados de baja definitivamente y que hayan sido descontaminados correctamente.

Esto implica que se considerarán ilegales todos aquellos recambios usados que no procedan de un CAT. Serán perseguidas las plataformas que publiciten un recambio ilegal, así como talleres y particulares que monten cualquier pieza usada sabiendo que no proceden de un CAT.

Si te lo estás preguntando, los particulares ya no podrán vender piezas y componentes usados de un coche de forma directa en el mercado de segunda mano. Es más, cuando una persona quiere dar de baja definitivamente un vehículo y lo entrega a un CAT, tendrá que contar con todas las piezas. Si en el CAT observan que se han sustraído piezas o componentes, está obligado a notificarlo a la Consejería competente de la Comunidad Autónoma.

Parece una ley hecha a medida para los CAT, que sin duda aumentarán su volumen de negocio. Pero tiene sentido, ya que esas piezas son consideradas residuos… a no ser que se descontaminen correctamente. Está por ver qué ocurre si uno sufre un accidente con un recambio de origen ilegal. ¿Podría la compañía de seguros no tener que indemnizar por los daños? Así que ya sabes: si tienes recambios de segunda mano, deberías entregarlas a un CAT, ya que si las pones en venta, podrías tener un problema.

Una de las ventajas para el usuario de a pie del nuevo Real Decreto es que amplía la responsabilidad del fabricante del vehículo. Se le obliga (también a los importadores) a organizar y financiar la recogida y gestión de los coches que se achatarren y del tratamiento de los residuos que estos generen. Eso implica que ya no hay que pagar por deshacerse de un coche y se podrá entregar directamente a un concesionario, que se encargar, de manera gratuita, de llevarlo a un CAT para ser descontaminado, despiezado y reciclado.

La nueva ley especifica también cómo se debe actuar en el caso específico de los neumáticos. Se busca que haya un mayor control del movimiento de los neumáticos usados… y evitar que los particulares los vendan directamente. Ahora los desguaces tendrán dos opciones

  • en el proceso de separar los componentes, recuperarlos para venderlos.
  • entregarlos a los gestores de neumáticos para que gestione los residuos

En España existen en estos momentos más de 300 Centros Autorizados de Tratamiento (puedes consultar la lista en la web de la DGT. Deben cumplir una serie de requisitos para su funcionamiento (zona de recepción de vehículos, zona anticontaminación y zona de taller para desmontar estos coches) y su trabajo en estos últimos años es clave para reciclar componentes de vehículos. En 2014 se recicló un 93,5% del peso de los vehículos, mientras que en 2002 la cifra se quedaba en el 76%. Con la nueva normativa debería alcanzarse una cifra mayor… o al menos es lo que se pretende.

Fuente: DGT

3 COMENTARIOS

  1. Porque, no tratan un tema que afecta a miles y miles de españoles, con los dispositivos llamados semáforos foto-rojo, que se apoyan en una LAGUNA LEGAL, para multar a troche y moche, por parte de los Ayuntamientos sabiendo que entre otros las particularidades ilegales que concurren, por ejemplo:
    – No tienen control metrológico
    – Se reparten las recaudaciones entre Ayuntamientos y empresas que los instalan sin coste y a comisión
    – Según tengo entendido esto es una ilegalidad flagrante (20, 30 y hasta el 40%)
    – No utilizan la luz verde, solo ambar, ambar, ambar y cuando ya no le visionas lo ponen rojo (Trampa para la caza y captura).
    – Perdida de Puntos (4) y dinero 200 €uros (Miles por acumulación pierden el carnet)
    – Desestiman por norma todo tipo de alegaciones
    – Fuente incalculable de ingresos: Ayuntamientos, Empresas instalan la trampa, Organismos que hacen de cobradores también a comisión (Diputaciones, etc.) DGT con cursos recuperación puntos, o recuperación carnet de conducir, Centros escuela autorizados para recuperación puntos. (Todos ganan menos los conductores que en gran número no han realizado ninguna infracción
    – Intentar defender tus derechos te llevan a un Contencioso Administrativo, con lo que ello comporta:
    Perdida tiempo, (1 o 2 años espera) Gastos adicionales, Sentencias dispares según Tribunal y además no crean Jurisprudencia.
    – Luchas perdidas en la mayor parte de los casos, por diferencia de respectivos Abogados, estos Ayuntamientos disponen de los mejores gabinetes de abogados, el conductor tendra una de oficio o bien uno de pago con tarifa como mínimo 10 veces inferior (David contra Goliath). y esperar el milagro.
    Podría extenderme hasta llenar 200 folios, pero entre tanto, paga, calla y aguanta, pues ya se sabe que el que va al Juzgado y ha robado una gallina, lo tiene crudo.

Deja una respuesta