Descapotables… Sí, son el sueño de muchos. Se trata de coches pensados para vivir sensaciones, más que prestaciones. Existen numerosos ejemplos en el mercado, tanto de coches nuevos como si buscas en el mercado de segunda mano. Pero entre ellos hay enormes diferencias de concepto dentro de los diferentes tipos de coches sin techo que hay en el mercado… o que ha habido en algún momento de la historia:

Cabrio, versatilidad ante todo

Volkswagen Golf R CabrioletLa denominación cabrio viene de la palabra francesa “cabriolet”. Como muchas carrocerías, su nombre deriva de un carruaje tirado por caballos. En este caso un vehículo que ligero y deportivo que el propio pasajero conducía él mismo. Se trataba de un modelo mas bien lúdico (para los pocos que se lo podían permitir en los siglos XVIII y XIX).

Aunque el término se suele aplicar a todos los coches descubiertos, los más puristas lo reservan para las versiones descapotables de un coupé o una berlina, generalmente de 4 o más plazas. Hoy quedan en el mercado bastantes de estos coches, como el Volkswagen Golf Cabrio, el BMW Serie 4 Cabrio

Roadster, el aliado del fin de semana

Mazda MX-5 2015 06En su origen, se trataba de un coche abierto de dos o tres plazas, pero este término se asociaba sobre todo a pequeños descapotables ingleses de los años 50 y 60, es decir vehículos deportivos muy simples, pensados para poder participar en carreras de coches. Generalmente no tenían ventanillas en las puertas (o si tenían eran desmontables) y disponían de una capota rudimentaria, extremadamente complicada de instalar. Desde entonces, este término designa todo deportivo descubierto con la condición que tenga solo dos asientos.

El gran exponente del mercado actual es el Mazda MX-5 y entre los ingleses de pura cepa puedes encontrar el Lotus Seven o el Triumph TR5.

Spider, origen italiano

Ferrari California T 2014 06Spider es un vocablo utilizado por los italianos, maestros carroceros desde hace décadas. Aunque el término se ha  empleaban para designar todo cabrio que no deriva de un modelo existente y que no existe por lo tanto en otro tipo de carrocería. Se puede escribir tanto Spyder como Spider.

El principal exponente es el histórico Alfa Romeo Spider (sí, el de Dustin Hoffmann en El graduado), pero en la actualidad todavía quedan vestigios de estos coches, como el Ferrari California.

Barqueta, para los puristas y los duros

Renault Spider 1996Pensado ante todo para la competición, la barqueta no pierde el tiempo con lo superfluo. El coche se despoja de los elementos de comfort que sean demasiado pesados y que le resten velocidad. Por ello no tiene ni techo, ni capota, ni ventanillas laterales y aún menos parabrisas. Resumiendo, lo único que asoma es el piloto con un casco, si no quiere acabar tuerto.

Hoy apenas quedan muestras de estos coches… que además son una muestra de cómo los vocablos se han ido “pervirtiendo” a lo largo del tiempo. El Renault Spider (en la foto superior) era en realidad una barqueta… mientras que el Fiat Barchetta era en realidad un spider. Así es la vida.

El descapotable, perfecto para tomar el sol

Fiat 500C cenitalEl descapotable propiamente dicho es un coche totalmente normal, generalmente urbano que dispone de un techo de lona que se libera incluso hasta la luneta trasera, mientras que las puertas y los arcos del techo están fijos. El coche ideal para broncearse en ciudad.

Todos recordamos al mítico Citroën 2CV descapotable… y esa misma idea la siguen hoy coches como el Fiat 500C o el Opel Adam Rocks.

Targa, el antepasado de los coupé cabrio

Porsche 911 Targa 2014 06Este modelo fue inventado por Porsche en los años 60 para conquistar el mercado americano, entonces muy sensible por la seguridad. Consta de un panel de techo rígido que se puede poner en el maletero (suele ponerse a mano). ¿Ventaja? La luneta trasera y su asa se quedan fijos, protegiendo a sus ocupantes en caso de volcar. Pasado unos años, este tipo de modelo se ha convertido en una elección estética y nostálgica.

El mejor ejemplo del mercado actual es el Porsche 911 Targa… ¿pero quién no recuerda el Ferrari 328 GTS de Magnum o la tercera generación del Honda CRX?

El T-Top, para americanos y japoneses

Chevrolet Corvette Stingray Hard Top 1970Este es una evolución del techo Targa, con un aumento de la rigidez gracias a una arista central que une el parabrisas con el arco trasero. De esta forma, hay dos semi techos inamovibles e independientes, uno para el conductor y otro para el pasajero. Muy práctico para evitar broncas de pareja. Estuvo muy en boga en los Estados Unidos en los años 70 y 80, y también entre deportivos japoneses de esta época puesto que los americanos eran su principal mercado de exportación.

Un gran ejemplo, paradigmático, fue la tercera generación de Chevrolet Corvette. Pero hay otros, como el Nissan 300ZX T Top o el Triumph Stag.

El Hardtop, para los frioleros

Mercedes Pagoda 230 SL 2El Hardtop es un coche con techo rígido, hecho de una sola y pesada pieza, que se pone encima del cabrio durante largas épocas en las que sabemos que no vamos a poder descapotarlo, para transformarlo en un coupé. Es mejor manipularlo entre varios debido a su peso, lo que no resulta muy práctico… y ha acabado por desterrarlos del mercado. No siempre fue así. Hubo una época en que los americanos eran forofos de los Hardtop coupé, un coupé con techo fijo que imitaban a los cabrio equipados con un hardtop.

Sin duda, uno de los mejores exponentes de la historia de este tipo de coches descubiertos es el Mercedes SL Pagoda.

El Laundalet, para reyes, emperadores y presidentes que sueñan con llevar corona

Maybach Landaulet 2009Este término designa hoy en día a una limusina en la cual solamente la parte de atrás es descapotable. Esto hace que el coche sea perfecto para desfilar delante de la gente durante una celebración nacional, visita de un jefe de estado o una investidura presidencial. De todas formas, su uso sigue siendo limitado.

A los presidentes africanos les encanta esta versión del Mercedes 600 y también Maybach contó con carrocerías así.

El coupé-cabrio, para no tener que elegir

prueba peugeot 308 cc 2011_23Muy de moda desde finales de los años 90, el coupé-cabrio dispone de un techo rígido movible que permite transformar el cabrio en coupé y viceversa. La ventaja es que uno puede llevar el cabello ondeando con el viento sin las molestias de la capota, es decir el ruido, la seguridad… Sin embargo los puristas lo consideran una elección poco idónea por el volumen de la capota replegada lo que obliga a los coupé cabrio a tener una parte trasera desproporcionada.
Hoy quedan pocos ejemplos en el mercado y el fin del Volkswagen EOS confirma su decadencia. apenas el Peugeot 308 CC (fue precisamente la marca gala la que creó el primer convertible de la historia, el Peugeot 401 Eclipse, un coche maravilloso).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta