Si de algo se puede caracterizar el espíritu americano es su pasión por el espectáculo, la unión de un público y el aplauso seguidos de una fuerte ovación es un elemento recurrente en sus películas, sobre todo en escenas de declaraciones de amor.

En este caso no se trata de amor, tal vez de todo lo contrario ya que poco debes de querer a tu coche para lanzarlo por los aires desde una montaña de Alaska. Esto es lo que hacen todos los años quienes se reúnen en las faldas del glaciar descongelado cada 4 de julio para conmemorar el Día de la Independencia.

Aunque las razones para destruir tu coche no estén claras, como en esta carrera de coches hacia a atrás, la diversión parece asegurada allí donde se juntan coches, destrucción y toneladas de comida, 220 kilos para ser exactos. Aunque el evento lleva celebrándose desde el año 1996, este año ha sido el décimo primero en el que los vecinos de la localidad han vuelto a disfrutar de tal espectacular ceremonia en la que se han reunido más de medio millar.

saltando por los aires

El proceso es sencillo, los participantes colocan su ya futura pieza de chatarra en la pendiente, calculando bien el trayecto no vaya a pasar lo que al coche del último minuto del vídeo. Asegurado esto, el vehículo, completamente desocupado, se deja rodar colina abajo y ¡a volar! Hay caídas de todo tipo, desde las más elegantes que ruedan sobre sus ruedas hasta aquellas con un estilo más barroco en el que ruedan lateralmente. El récord en velocidad con 88 km/h y un salto de 457 metros lo ostenta un Nissan Pathfinder de los 90.

En el vídeo, producido por The Alaska Dispatch News, se puede observar el ambiente que rodea tal evento. La ceremonia se rodea de todo de tipo de actividades como lanzamiento de bolas de bolera que hace las delicias del público, músicos y, como hemos apuntado antes, mucha comida. Se necesita mucho estómago para existir a esta celebración y está claro que los asistentes lo tienen superado, no hay más que ver cómo no se pierden ni un instante grabando con sus teléfonos móviles.

Fuentes: Motor1, Frontiersman

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta