El futuro previsto por los creadores de Regreso al futuro sobre los coches voladores ya ha pasado de fecha y aún no aparecen tan cercanos en el tiempo en como lo es la automoción. Quienes sí acertaron más de lo esperado con respecto a este futuro de la tecnología automovilística fueron los creadores de un dibujo animado japonés llamado Ex-Driver. Kosuke Fujishima, creador de este anime allá por el año 2000, fue quien predijo acertadamente cuál sería la tecnología que utilizamos y utilizaremos en un futuro muy próximo.

Ambientada en un entorno futurista, el primer episodio muestra como una familia espera a ser recogida por su coche autónomo y, con la más avanzada tecnología, seleccionan a donde ir en una pantalla táctil con tanta confianza en el sistema que no necesitan ni ponerse el cinturón de seguridad, erróneamente. Es tal la autonomía de los vehículos en la serie, que no hace falta ni abrir las puertas ni poner el coche a cargar lo que es, en definitiva, el paraíso de la automoción.

Cargador autónomo
Coche autónomo en Ex-Driver

 

No parece que fueran tan desencaminados los dibujantes cuando hablaron de los cargadores autónomos ya que, hace poco, Tesla presentaba un robot para cargar el coche, menos estiloso que en el anime, eso sí, pero tiempo al tiempo. Como todo anime futurista que se precie, la lucha hombre-máquina no es una excepción en Ex-Driver, y la desobediencia de las máquinas ligada a serios accidentes genera el conflicto con la nueva tecnología. Esperemos que el autor no acertara en esto también.

¿Más lejos del coche volador?

Esta no es la primera ni la última serie en plasmar el futuro de los coches. Ya desde el inicio de la ciencia ficción, se habían previsto coches de todo tipo y entre los más solicitados, los voladores. Pese a que, a día de hoy, el coche totalmente autónomo parece el más cercano en el tiempo, el diseño de coches voladores no se queda atrás y los ingenieros siguen trabajando para conseguir un diseño más asequible y atractivo.

El quinto elemento coches voladores policia

Han probado de todo, desde el diseño magnético para reducir el gasto energético por la fricción hasta drones gigantes en los que poder transportar personas y que sea útil para el transporte privado. Poco a poco, el coche volador se hace más factible de lo que parecía en un principio y en agosto del año pasado anunciábamos la salida del coche volador híbrido Terrafugia TF-X.

Aún así, seguiremos mirando como referencia los coches flotantes de películas como Blade Runner y El quinto elemento, donde la gravedad brilla por su ausencia permitiendo imágenes a día de hoy irreales. Esperemos al menos que nuestro futuro sea menos apocalíptico.

Vía: Jalopnik

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta