En verano vemos cómo hay muchas más bicicletas en la calzada, ya que el buen tiempo anima a usarlas. No cabe duda de que son uno de los usuarios más vulnerables de la vía, de ahí que hace tiempo ofreciésemos unos consejos de seguridad para ciclistas y conductores, ya que todos podemos poner mucho de nuestra parte para mejorar la seguridad vial.

Sin embargo, la tecnología también puede ayudar en este sentido. Puede que haya conductores despistados (o vandalos que no respeten la distancia de seguridad lateral), o que haya viento y los ciclistas no oigan si se acerca un vehículo por detrás. Para estas situaciones ya hay en el mercado pequeños espejos retrovisores e incluso cámaras de visión trasera… pero hasta hoy no sabíamos de la existencia de un radar que alerta a los ciclistas automáticamente cada vez que un coche se acerca a ellos, el Backtracker.

Backtracker radar bicicleta 03Este ingenio consta de dos módulos. Uno de ellos está montado en la tija del sillín, y consiste en una antena de radar de 24 GHz, un procesador y una luz trasera. Mediante tecnología Bluetooth, se comunica con el otro módulo, situado en el manillar, a la vista del ciclista.

Cuando se acerca un coche a menos de 140 metros de la parte posterior del ciclista, el radar de la unidad posterior lo capta y envía una señal al módulo delantero, que alerta al ciclista mediante de una fila de LEDs. A medida que el coche, se indicará su mayor proximidad en esa pantalla. Al mismo tiempo que esto sucede, la luz trasera también cambia. Pasa de ser un intermitente lento a uno más rápido, con el fin de llamar mejor la atención de los automovilistas.

Backtracker radar bicicleta 04Las baterías de los módulos se cargan mediante un puerto USB, y sus fabricantes aseguran que una sola carga es suficienta para ocho horas de uso. El nivel de carga de ambos dispositivos se indica a través de la pantalla frontal, al encender el sistema por primera vez. La empresa tambien indica que los ciclistas podrán también utilizar su teléfono móvil en lugar del módulo frontal (en calles de un solo sentido de circulación, no entendemos muy bien el motivo).

El Backtracker está siendo desarrollado por un equipo con sede en Sudáfrica, dirigido por el inventor Franz Struwig. Ahora mismo se encuentran en la fase de recaudar fondos para producirlo. Si uno participa con 199 dólares (unos 150 euros), podrás tener el tuyo, siempre y cuando alcancen su ambicioso objetivo de crowfounding.

Fuentes: Backtracker, Dragon Innovation

Vía: Make
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta