La ciudad del lujo, el barrio donde conocimos a Pretty Woman y residencia de los famosos de Hollywood ha dado un paso adelante y se apunta a la tecnología más puntera. Los vecinos del conocido barrio de Beverly Hills han decidido en votación crear su propia red de coches autónomos para que los habitantes puedan ir por el barrio sin tener que conducir por ellos mismos ¡Toma ya!

La iniciativa impulsada por John Mirisch, alcalde de Beverly Hills, es parte de un programa para mejorar la infraestructura de la ciudad a través de diversas soluciones tecnológicas como crear una flota de coches autónomos además de la instalación de una nueva red de fibra óptica para brindar acceso a Internet de alta velocidad, ventaja de la cual también tomarán provecho los coches para comunicarse entre sí y para el acceso a servicios en la nube.

Rodeo Drive Beverly Hills

La idea es conseguir una flota de coches que no saldrían del barrio, con una superficie que no llega a los 15 kilómetros cuadrados, con lo que no habría complicaciones con la creación de  grandes mapas de carreteras. Además, las compañías que consigan el contrato ganarán una fuente de dinero importante y una prueba de campo que les dará mayor experiencia.

“Beverly Hills es la ciudad perfecta para emprender esta iniciativa y convertir esta tecnología en una realidad” dijo Mirish subrayando la factibilidad del proyecto que impulsa.

Paseo Rodeo Drive

Se espera que los coches autónomos sean parte de un servicio de transporte público autónomo de punto a punto que pueda solicitarse a través de una aplicación móvil. Restringiendo la circulación de la red vehículos autónomos públicos a un circuito determinado evitará muchas de las dificultades con las cuales estos coches deben lidiar. Entre ellas se encuentra el reconocimiento de las múltiples variables presentes en vías urbanas y los riesgos que las mismas implican ya que aún se  recuerda el primer accidente de un vehículo autónomo de Google, el cual tuvo lugar cuando el coche no supo reconocer de forma correcta los movimientos de un autobús.

Ahora lo que le falta al plan son los coches. No hay duda de que Tesla Motors y Google entre otros, estarán encantados en colaborar en el proyecto.

Fuente: The Hollywood Reporter

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta