Los accionistas de BMW están de enhorabuena. En 2013 el Grupo ha vendido más coches que nunca en el mundo. A lo largo del año pasado se entregaron 1.963.798 vehículos BMW, MINI y Rolls-Royce, lo que supone un aumento de un 6,4% frente al anterior año récord registrado en 2012 (1.845.186).

Las tres marcas han batido su récord en 2013. Las ventas de BMW crecieron un 7,5% en 2013 hasta llega a los 1.655.138 vehículos, la cifra más elevada jamás alcanzada para la marca (año anterior: 1.540.085). Uno de los principales factores de éxito en el año 2013 fue el BMW Serie 3, con un aumento de un 23% en sus ventas. Es de suponer que los modelos presentados este año, el BMW Serie 4 (y sus variantes, como el Serie 4 Cabrio y M4), además del BMW Serie 2, apuntalen estas ventas en 2014.

BMW sedeLas ventas de MINI subieron hasta llegar a los 305.030 vehículos en 2013, con una subida del 1,2% respecto al año anterior, cuando se vendieron 301.526. Parece que, a pesar de las siete carocerías con sus correspondientes variantes Cooper, era necesario un cambio y ya lo conocemos, el nuevo MINI 2014.

Por su parte, Rolls-Royce entregó 3.630 coches a los clientes en 2013, un 1,5% más que en 2012, cuando vendió 3.575 unidades. Es su cuarto año consecutivo de cifra récord y la más elevada en los 110 años de historia de la marca. Con una cifra total de 115.215 motocicletas (+8,3%), BMW Motorrad entregó más vehículos en 2013 que nunca antes en sus 90 años de historia.

Ian Robertson, miembro del consejo de administración de BMW AG, responsable de ventas y marketing de BMW, comentó: “BMW Group registró un récord de ventas una vez más en 2013, y es de forma clara el número uno dentro del segmento premium. Nuestro éxito se puede atribuir a nuestros modelos atractivos e innovadores, la fortaleza de nuestras marcas premium y nuestra estrategia de ventas equilibradas en todos los continentes. A pesar de prevalecer el viento contrario en muchos de los mercados, tenemos previsto aumentar las ventas y hacer que 2014 sea otro año récord”.

BMW headquarters

No cabe duda. BMW es líder en el mundo, pero se ha reducido su ventaja respecto a sus grandes rivales, Audi y Mercedes-Benz. La firma de los cuatro aros cerró el pasado ejercicio con casi 80.000 unidades menos que BMW gracias al 1,57 millones de matriculaciones registradas. De esta forma reduce su distancia con el líder tras las casi 85.000 unidades de diferencia de 2012. El ambicioso plan de inversiones de Audi, el mayor de su historia, planea superarles en 2018.

Por su parte, la también alemana Mercedes-Benz vuelve a ocupar el tercer cajón del podio tras ser superada como segunda marca premium que más vende por Audi el pasado año. En 2013, la firma de la estrella vendió un récord de 1,46 millones de vehículos, un 10% más que en 2012, con lo que también reduce la brecha con el liderazgo de BMW a unas 200.000 unidades.

Han sido clave en este acercamiento los nuevos Mercedes Clase S y, sobre todo, el Mercedes Clase CLA que tanto éxito está teniendo en Estados Unidos. En 2014 intentarán dar otro paso adelante con el nuevo Mercedes GLA, cuya versión más potente, el GLA 45 AMG, acaba de ser presentada en el Salón de Detroit y el nuevo Mercedes Clase C, más avanzado y tecnológico que nunca.

Fuentes: BMW, Daimler, Audi.
Fotos: BMW Blog

1 COMENTARIO

Deja una respuesta