En occidente Samsung es conocida por sus dispositivos tecnológicos como móviles, tablets o televisiones. Pero en realidad esta empresa de origen coreano no solo se dedica a esto, también es una conocida constructora de rascacielos en su país de origen e incluso cuenta con un astillero de barcos. El mundo del motor no iba a ser de menos y la llegada de la tecnología a este sector no ha hecho más que alimentar  las ganas de expandirse de esta multinacional que ahora anuncia la creación de su primer coche autónomo.

El equipo elegido para desarrollar este nuevo proyecto está dirigido por el antiguo vicepresidente de los componentes electrónicos, Kim Young-woo. El grupo que liderará aún no está definido, ya que Samsung sigue reuniendo a los expertos ingenieros necesarios para llevar a cabo este proyecto que quiere centrarse en el objetivo principal: la introducción del entretenimiento a bordo, mediante la conectividad con sus potentes smartphones.

La meta final está muy clara: el coche autónomo, un nuevo mercado con el que intentar frenar la caída que está experimentando en el mercado de la tecnología móvil, intentando aplicar su buen hacer  en el mundo del automóvil.

Versión Samsung QM3

Pero la entrada de Samsung en el mundo de la automoción no es nueva, pues ya suministra componentes como chips de memoria o paneles LCD, al tiempo que otra filial del grupo, Samsung SDI, abastece de baterías para automóviles eléctricos a distintas marcas. Por lo que cuentan con experiencia, aunque sea en unos pocos ámbitos.

Samsung sigue con nueva propuesta el mismo camino que su rival Apple, quién ya informó hace unos meses de su proyecto de coche autonomo exclusivo. Aunque esta cuenta con ventaja pues lleva cierto tiempo trabajando en este coche, Samsung cuenta con una mucho mayor: conocer el mercado y tener herramientas para no partir de cero. En su mano está aprovechar este conocimiento pues desarrollar un vehículo en su totalidad no es tan sencillo como puede parecer. “Ahora que Samsung Electronics se ha iniciado en este mercado, es necesario saber estructurar todos los componentes para dar lugar a uno solo” afirma Kim Young-woo.

Que las grandes marcas de tecnología móvil apuesten por la llegada de los coches autónomos solo es una prueba más de lo cerca que está un futuro en el que el ser humano no tenga que conducir.

Fuente: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta