Desde hace bastante tiempo, concretamente desde los años 50, la marca Volvo valora que todos sus trabajadores, encargados del desarrollo y de la construcción de sus vehículos, tengan distintas nacionalidades. Y es que, como reza el dicho, en la variedad está el gusto. Sobre todo a la hora de diseñar vehículos globales, que estarán disponibles en todo el planeta.

Contar con diferentes puntos de vista, a nivel cultura y profesional, fomenta la creatividad y la innovación. De este modo es posible aunar la creatividad y pasión por el diseño italianas, el gusto por la exactitud alemana, la precisión y metodología asiáticas y todo eso, aderezado con la sana obsesión por la seguridad de la que los escandinavos siempre han hecho gala. ¿Y lo mejor de todo? Que hay coches capaces de concentrar todo ese saber multicultural, como el nuevo Volvo XC60, un coche creado para un público exigente que busca la calidad de una marca premium.

El Volvo XC60 es una apuesta segura dentro del segmento de los SUV grandes. Bajo esa elegante carrocería esconde un interior pensado para que todos se sientan como en casa. El salpicadero, orientado hacia el conductor, se ha diseñado basándose en el que tienen las motos de gran cilindrada y es muy intuitivo. Los asientos han sido diseñados para que viajar durante horas sea coser y cantar y, además, incorporan apoyos laterales que sirven para mantenerse en posición correcta en un trazado de curvas.

De entre la gama de mecánicas que mueven al Volvo XC60, destaca la familia de motores Drive-E, capaces de reducir un 5% el consumo de combustible en función del tipo de conducción. La función ECO+ optimiza los puntos de cambio, el control del motor y la respuesta del acelerador, además de incluir el sistema StartStop y una función ECO Coast, que libera el embrague cuando sueltas el acelerador a más de 65 km/h y permite una conducción a vela, aprovechando la propia inercia del vehículo. Su nivel de emisiones y de consumo de combustible también mejoran gracias al uso de turbocompresores dobles y de la revolucionaria tecnología i-ART, que añade un microchip propio a cada cilindro y un sensor de presión que ayudan a medir con mayor exactitud las necesidades de combustible del motor.

Volvo XC60 2016 frontal

Pero también hay tecnología mucho. La dotación tecnológica de infoentretenimiento está al nivel de los mejores de su categoría. El Volvo XC60 incorpora el sistema Sensus Connect, que transforma la pantalla de 7 pulgadas en un centro de entretenimiento e información conectado a internet.

Los ocupantes del vehículo disponen así de una zona Wi-Fi exclusiva, al tiempo que su sistema de sonido Premium Sound desarrollado en colaboración con Harman Kardon (opcional) convierte el interior del XC60 en una auténtica sala de conciertos. El nuevo Volvo XC60 también cuenta con el servicio Volvo On Call, una app desde la que se puede controlar la temperatura, localizar el vehículo, abrirlo o cerrarlo y asistencia en carretera en caso de emergencia.

Volvo XC60 2016 interior 3

Y, por supuesto, en el ADN del Volvo XC60 no falta la obsesión escandinava por la seguridad. La firma sueca  pretende que, dentro de poco, en 2020 nadie resulte gravemente herido por un coche nuevo de la marca. Para ello equipa innovaciones tecnológicas como IntelliSafe, que detecta peatones y ciclistas y, si el conductor no reaccione a las advertencias, el sistema frenará automáticamente. Este sistema se une a otros más conocidos, como el reconocimiento de señales, advertencia de cambio de carril y las luces largas activas. Una apuesta segura, desarrollada, como ves en este vídeo por gente de todo el mundo:

Fuente: Tecvolution
Más información: Facebook Volvo

[gallery]

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta