No cabe duda de la automoción es uno de los sectores punteros en publicidad y el marketing de la automoción es uno de los sectores punteros. Solemos recopilar en nuestros vídeos de publicidad de coches, donde tenemos desde las espectaculares campañas que se realizan hoy en día a hermosos ejemplos de cómo se publicitaban los coches hace años.

Y es que, como ocurre en la actualidad, comprar un coche siempre ha exigido un esfuerzo económico por parte del propietario (suele ser la segunda inversión mas importante de la gente, tras la vivienda). De ahí que, a pesar del indudable componente pasional que hay en los coches, la decisión sea muy meditada y las marcas de coches y concesionarios siempre aprovechen para diferenciar sus productos de los de la competencia. Desde siempre.

Reo 1927 (3)

Ese es el caso de Pohjoismaiden Auto Tuonti, una empresa importadora de los coches Reo a Finlandia. En 1927 estaba llevándose a cabo una exposición de coches en Helsinki, la capital finlandesa y buscaban un modo diferente de mostrar los modelos de Reo. Pohjoismaiden Autotuonti llevaba apenas un año importando coches Reo aFinlandia y su dueño, el Sr. Peltola, no querían estar junto al resto de concesionarios de automóviles, que ocupaban unas salas que conformaban el Salón del Automóvil de Helsinki en aquel 1927.

Peltola decidió tener su propia exhibición en la plaza Kasarmintori en Helsinki, creando un autobús gigante Reo para mostrar sus coches en el interior. El product placement, que dirían los gurús del marketing hoy en día, no podía ser mejor. Se creó un espàcio de venta muy agradable, con una parte destinada a mostrar los productos (hay un chasis desnudo para ver bien la tecnología) y una mesa para cerrar las ventas al fondo.

Reo 1927 (2)

Investigando un poco más nos hemos enterado de que en aquel entonces un buen número de fabricantes e importadores de coches americanos había establecido un próspero mercado en los países escandinavos. Reo fue una de las empresas que se beneficiaron de esta situación. Reo, fabricante de automóviles y camiones de Lansing, Michigan, también ha entrado recientemente en el mercado de autobuses, de ahí que se decidiese, muy hábilmente, utilizado esta sala de exposición para anunciar su línea de productos: el Reo Flying Cloud y el recientemente introducido Reo Wolverine.

La idea nos recuerda a los coches gigantes de Studebaker, aunque aquellos eran de los años 30, lo que parece indicarnos que el Sr. Peltola podía ser todo un pionero del marketing urbano en automoción. Fundó su empresa en 1926, que importaba coches, camiones y chasis de autobús reo a Finlandia desde 1926. Murió en 1929, pero la empresa siguió adelante hasta medide los años treinta, hasta que la Nikolajeff de Helsinki tomó su relevo como importador.

Vía: Perras Motor Nostalgi
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta