El pasado 21 de enero, Fiat completó la adquisición del 100 % del accionariado de Chrysler, anunciada a principios de 2014. El nombnre del nuevo coloso automovilístico será Fiat Chrysler Automobiles que tendrá sede legal en Holanda, y domicilio fiscal en Reino Unido. Es la misma jugada que realizó tras la fusión de su división de vehículos profesionales, Fiat Industrial, tras comprar la estadounidense CNH.

El nuevo grupo tendrá su cotización principal en la bolsa de Nueva York y de manera secundaria en la de Milán. En un comunicado se ha informado de que todas las actividades de Fiat continuarán su misión, incluidas las estructuras en Italia y en el resto del mundo y no habrá algún impacto sobre el número de trabajadores”.

La llegada a este punto comenzó en junio de 2009, cuando Fiat firmó un acuerdo de alianza estratégica con el grupo estadounidense, por el que se hacía con el derecho de aumentar su participación en Chrysler de forma periódica si se cumplían una serie de requisitos financieros y técnicos.

Resultados económicos de 2013

Además, Fiat Chrysler Automobiles presentó sus resultados de 2013, en los que obtuvo un beneficio neto de 1.951 millones de euros, lo que supone un aumento de más del doble respecto a los 896 millones del año pasado.

Los beneficios, menores de lo esperados, se deben sobre todo a las marcas americanas. Sin incluir Chrysler, Fiat habría tenido unas pérdidas netas de 911 millones de euros en 2013, respecto a los 787 millones del año anterior.

De cara a 2014, Sergio Marchionne ya ha anunciado que presentará un nuevo plan de producto en abril (que, acorto plazo, no variará demasiado respecto al ahora conocido). En Estados Unidos se lanzará el nuevo Chrysler 200 y en nuevo Jeep Cherokee, que deberían apuntalar el que, en estos momentos es el mercado que sostiene al Grupo.

En Europa, dentro de los planes de ir recuperando las marcas de arriba hacia abajo. Maserati tuvo un excelente comportamiento en 2013, con un crecimiento del 220% en facturación y beneficios por valor de 171 millones de euros. Se nota los efectos de haber ampliado gama, con el Maserati Quattroporte que probamos y, sobre todo el nuevo Maserati Ghibli. Ferrari también aumentó su facturación, a pesar de haber vendido menos, y generó 364 millones de euros de beneficios.

Ahora tocará el turno a las marcas más generalistas. Fiat, Lancia y Alfa Romeo pierden terreno en Europa a pasos agigantados. El Alfa Romeo 4C es el principio de la ofensiva de producto de la mítica marca, que debería continuar con el Spider y el Giulia. Por su parte, Fiat ha puesto  todos los huevos en la cesta del 500, esperando tiempos mejores. La próxima variante en llegar será la todocamino, un 500X, que debería llegar en el último trimestre de 2014.

¿Y Lancia? En declaraciones al diario italiano La Repubblica, Marchionne dejó caer que Lancia limitará sus ventas al mercado italiano y a solamennte un modelo, el Lancia Ypsilon. Puede parecer una locura, pero el 80% de los Lancia se venden en Italia y el 74% de los Lancia vendidos son Ypsilon, asíque es una forma de replegar velas y esperar tiempos mejores en los que … Aunque de tardar demasiado podía morir casi olvidada, como ocurrió con Autobianchi, que integrada en Fiat en 1967, acabó desapareciendo en los años 80.

Fuente: Fiat

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta