No cabe duda de que los coches actuales son más seguros… y que cada vez lo serán más. No hace demasiado tiempo conocimos datos de la DGT bastante preocupantes, que indicaban que los vehículos de más de diez años son los únicos vehículos que aumentan sus accidentes, que además son más graves, ya que no cuentan con las mejoras tecnológicas de seguridad activa y pasiva que equipan los coches nuevos.

Eso nos llevó a realizar un reportaje sobre los sistemas de seguridad que no deben faltar en tu coche, en el que además analizábamos la evolución de los sistemas obligatorios en los coches de hoy en día. Ahora es Linea Directa quien publica el estudio Los sistemas tecnológicos avanzados para la prevención de los accidentes de tráfico. Lo han reaalizado junto al Centro Zaragoza, instituto de investigación de referencia en cuanto a la reparación de vehículos. Las conclusiones del informe son significativas en lo que respecta a la incidencia de los nuevos sistemas de seguridad en la disminución de víctimas por accidentes.

Según se desprende de los datos del estudio, en España se evitarían cada año 420 fallecidos con cuatro sistemas de seguridad que hoy ya se encuentran en muchos automóviles: Estos sistemas anticipan el accidente, preparándonos a nosotros y al vehículo para evitarlo. Más preocupante es si cabe el desconocimiento. Para la mayoría de los automovilistas (un 96% según el estudio), siglas como AEB, LKA, BSM, DDD, no significan nada… pero son esos los dispositivos que les pueden salvar la vida.

La Fundación Línea Directa ha analizado 83.115 accidentes con víctimas leves, graves y fallecidos, centrándose en los cuatro sistemas que se han revelado más eficaces, según las pruebas de EuroNCAP. Los resultados del estudio indican que estos cuatro dispositivos hubieran evitado, en el caso de equipar a todos los automóviles, 23.000 accidentes con víctimas al año, un 27,5 % del total. Entre los fallecidos, un elevado porcentaje (el 22%) se hubieran salvado en España, esas 420 personas. Estos son los cuatro dispositivos clave… además del mantenimiento del coch, pues la Fundación Maphre nos recordaba que más del 62% de los coches españoles circulan con defectos que afectan a la seguridad vial.

AEB. Frenado de emergencia autónomo

AEB Frenado automaticoEl AEB (Autonomous Emergency Braking) es el más eficaz de los nuevos sistemas de seguridad preventiva, pues realiza una frenada de emergencia al percatarse de un choque inminente. Al detectar un obstáculo, el AEB aplica los frenos de manera autónoma (sin intervención del conductor) ante el peligro de colisión, y para ello puede usar la máxima capacidad de frenado o solamente una parte de ella, según sea la circunstancia. De los cuatro dispositivos analizados es el de mayor aceptación, ya que un 16% de los coches comercializados en 2013 lo equipaban. Este sistema ya es testado por Euro NCAP, que ya ha publicado también cuáles son los mejores sistemas de frenado automático del mercado.

Podría contribuir a reducir los siniestros con víctimas un 19% y evitar el fallecimiento de más de 200 personas cada año. Con respecto a los heridos, el AEB haría bajar los heridos graves en un 13% y los leves en un 21%. Así funciona:

LKA. Ayuda al mantenimiento de carril

CLS  ( C218 )  2010El LKA (Lane Keeping Assistant)econoce mediante cámaras las señales horizontales de la carretera y nos avisa, mediante vibraciones en el volante, señales en el cuadro de mandos o advertencias aústicas, cuando traspasamos las líneas pintadas en la carretera. Los más avanzados llegan a tomar el control de la situación si el conductor no actúa, y el propio sistema corrige la trayectoria actuando sobre la dirección (o sobre el ESP, consiguiendo el mismo efecto) La importancia de este sistema en los accidentes ha hecho que la Unión Europea esté pensando hacerlo obligatorio en 2016.

El LKA podría reducir los muertos un 6%: 110 personas al año salvarían la vida. El número de accidentes con víctimas se reduciría un 3%. Este sistema ya está disponible en el 40% de los coches vendidos el pasado año. La UE sopesa convertirlo en obligatorio desde 2016. En este vídeo puedes ver su funcionamiento.

DDD. Detector de fatiga

DDD Detector de fatigaEl DDD (Driver Drowsiness Detection) resulta el sistema ideal para evitar los accidentes relacionados con la fatiga o la somnolencia. Su implantación podría reducir los muertos un 5%, es decir, 90 personas, y los accidentes con víctimas un 3% (2.240). El DDD analiza el nivel de atención del conductor y le avisa si detecta cansancio a través de señales acústicas y visuales. Ya está disponible en un 23% de los coches vendidos en 2013.

BSM. Monitorización de ángulos muertos

BSM Monitorización de ángulos muertosEl BSM (Blind Spot Monitoring) avisa de la presencia de coches en aquellas zonas que se mantienen fuera del alcance visual de los espejos retrovisores, por detrás y en el lateral del coche. Es útil sobre todo para adelantar, especialmente en carreteras convencionales, donde el riesgo de muerte es superior. Esta tecnología podría reducir un 3% los accidentes con víctimas (casi 2.500). Su disponibilidad en el mercado alcanzaba ya al 29% de los coches vendidos en 2013.

Fuentes: Línea Directa, Centro Zaragoza
Más información: Estudio en pdf

5 COMENTARIOS

Deja una respuesta