Como si de antiguas ciudades romanas se tratara, vamos descubriendo coches olvidados con interesantes historias detrás. Algunos sólo sirven para ser expuestos en un museo, como el Bugatti Type 22 que pasó 75 años sumergido en un lago, o la colección de Renault clásicos olvidados en un almacén desde 1980. En este caso, el coche que se va a subastar próximamente pide a gritos volver a la carretera. Se trata de un Porsche 356 A Super Speedster que ha sido guardado en un garaje 42 de sus 58 años de vida.

A primera vista las fotos no revelan un cuidadoso almacenamiento; de hecho la tapìcería está destrozada y la pintura bastante deteriorada, pero tiene una explicación. Si pujas en la subasta que organiza Gooding & Company, podrás darle una segunda oportunidad. Estiman que se venderá por entre 200.000 y 275.000 dólares.

porsche_356_speedster_6

Una historia similar a la que ya os contamos de otro 356 olvidado que fue descubierto tras pasar 40 años cubierto cuidadosamente con una lona en un garaje de Texas. Ha pertenecido a la misma familia durante cuatro décadas, desde que en 1967 fue adquirido por sus propietarios. Este Porsche tuvo más suerte que nuestro protagonista, ya que sus dueños lo disfrutaron a través de innumerables viajes.

En junio de 1948 nació el primer Porsche de calle, que tomaba casi todos sus elementos prestados del Volkswagen Escarabajo. Los primeros prototipos (el 356/001) se produjeron en las instalaciones de un antiguo aserradero en la localidad austriaca de Gmünd y empleaban un chasis tubular sobre el que se montaba el conocido motor 4 cilindros bóxer, refrigerado por aire, de 1.131 cc en posición central con la transmisión en la parte posterior.

El primer Porsche 356 A Fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1955 y se trataba tan solo de una simple evolución del modelo precedente. Aunque se seguía empleando el propulsor anterior (en versiones 1300 y 1300 S, para acabar retirándolo de la “circulación” en 1957, debido a la escasa demanda) se adoptó un motor de más cilindrada, llegando a los 1.582 cm3, capaz de ofrecer un ligero aumento de potencia (60 CV en el 1600 y 75 CV en el 1600 S). También se instaló un radiador de aceite de mayor tamaño, se modificaron los frenos traseros, se añadió un amortiguador de dirección y finalmente se reemplazó la caja de cambios heredada del Volkswagen Escarabajo por una nueva realizada por ZF.

Una vida en el garaje

Este Speedster fue completado el 13 de diciembre de 1957, según los registros de la fábrica Porsche. Su segundo dueño conocido fue B. Mitchel Reed, un famoso DJ de los Ángeles que lo disfrutó durante algunos años hasta que fue comprado en 1970 por su actual propietario. Éste se resistió intencionadamente a restaurar el cuerpo del coche pensando que podría hacerlo menos tentador a los ladrones.

porsche_356_speedster_5

Aún así, atrajo tanta atención de los entusiastas del Speedster que la gente preguntaba sin cesar si estaba a la venta. Después de retirar el combustible y la batería, lo guardó en un garaje en 1974. Allí se quedó el siguiente cuarto de siglo. Lo movió en el año 2000, llevándose el Porsche con él y, de nuevo, metiéndolo en su garaje hasta que en 2016 al fin decidió subastarlo.

Un matrícula negra de California le da el toque definitivo para que su futuro dueño le de el trato que se merece. Pero esperamos que no en un garaje.

Fuente: Gooding & Company
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta