Hubo un tiempo en que los motores tricilíndricos estaban reservados a coches pequeños, de ámbito urbano. Poco a poco se fueron haciendo con el segmento B y ya es común encontrarlos en muchos compactos. El último en subirse al carro es el Skoda Octavia, el sedán compacto de la firma checa que gana el motor 1.0 TSI, que también llegará a su versión con carrocería familiar, el Skoda Octavia Combi.

De este modo, el Skoda Octavia 1.0 TSI sustituye en la gama 2017 al 1.2 de cuatro cilindros. Este motor, con 999 cc de capacidad, rinde 115 CV y ofrece un par motor de 200 Nm entre las 2.000 y las 3.500 rpm. Se trata del mismo propulsor que probamos en el Seat Ibiza, aquí con 20 CV más. Es un bloque bastante refinado para tener solamente tres cilindros y mejora en prestaciones a su predecesor.

Skoda Octavia 1.0 TSI 2016 03

Si se combina con la caja de cambios DSG de 7 marchas, el nuevo TSI 1.0 acelera el Skoda Octavia de 0 a 100 km/h en 10 segundos y alcanza una velocidad punta de 202 km/h. Si se elige con el cambio manual de seis relaciones, se alcanzan los 100 km/h desde parado en 9,9 segundos. El Octavia Combi empeora ligeramente estas cifras, pues su velocidad máxima se queda en 200 km/h mientreas que los datos de aceleración se quedan en 10,2 segundos con la caja de cambios DSG y 10,1 segundos con la manual.

Más allá de estas cifras, esta mecánica destaca por el 8% de ahorro de combustible respecto al 1.2. Con cambio DSG consume 4,5 l/100 km y emite 105 gramos de CO2/km, mientras que con el cambio manual mantiene el mismo consumo y las emisiones se sitúan en 103 g de CO2/km. El Combi consume 4,6 l/100 km y emite 106 g/km de CO2 con el cambio DSG, y las cifras bajan a 4,5 l/100 km y 105 g/km CO2 con la caja de cambios manual. Son cifras que los eximen del pago del impuesto de matriculación.

Skoda Octavia 1.0 TSI 2016 01

Este motor, más compacto y con el cárter fabricado en aluminio, apenas pesa 78 kg. Cuenta también con pistones de aluminio, bielas forjadas, colector de escape integrado en la culata, con su propio circuito de refrigeración… y desde la marca señalan sus pocas pérdidas por fricción. El intercooler del turbocompresor está integrado en el aparato de inducción, lo que aumenta instantáneamente la presión de sobrealimentación, que puede alcanzar 1,6 bares y el sistema Common Rail inyecta el combustible a un máximo de 250 bares de presión.

Junto a este motor, así queda la gama de gasolina del Skoda Octavia al completo:

  • 1.0 TSI/115 CV – cambio manual de 6 marchas y DSG de 7 marchas
  • 1.4 TSI/150 CV – cambio manual de 6 marchas y DSG de 7 marchas
  • 1.8 TSI/180 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 7; 4×4 con DSG de 6 marchas
  • 2.0 TSI/220 CV – RS, cambio manual de 6 marchas y DSG de 6 marchas
  • 2.0 TSI/230 CV – RS 230, cambio manual de 6 marchas y DSG de 6 marchas

En diésel se cuenta con dos potentes opciones:

  • 2.0 TDI/150 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 6; 4×4 con DSG de 6 marchas
  • 2.0 TDI/184 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 7; 4×4 con DSG de 6 marchas

DCC Adaptativo y mejoras de equipamiento

Junto a este motor que completa la parte baja de la gama 2017, Skoda ofrecera el Dynamic Chassis Control (DCC) para los motores del Octavia con más de 150 CV de potencia. Este sistema adapta la dirección y la suspensión en función de si se ha seleccionado el modo de conducción Comfort, Normal y Sport. Estará disponible, de este modo, en los Skoda Octavia RS y el Skoda Octavia RS 230, que ganan de este modo versatilidad de uso y comodidad en el día a día.

Este sistema mejora la seguridad activa del vehículo, ya que el cambia automáticamente del modo Comfort al Sport en situaciones de riesgo para aumentar la estabilidad, mejorar el agarre y reducir la distancia de frenado. Será opcional del acabado Ambition y superiores, que también podrán contar con unas llantas Teron negras de 17 pulgadas.

Hay también otras mejoras en el equipamiento, como el nuevo filtro de aire que incluye el climatizador, la cámara de visión trasera, un paraguas opcional bajo el asiento del acompañante, iPads en los reposacabezas delanteros, sistema de navegación Amundsen con WIfi o el Skoda Phonebox opcional, que carga sin cables el móvil y lo conecta a la antena del coche para mejorar la cobertura.

Fuente: Skoda

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta