Sin duda, ha sido la Semana Santa la que ha condicionado las ventas de coches el mes pasado. Pese a que este años los días festivos (y por ende menos días hábiles para vender coches) coincidieron este mes, abril cierra con 102.106 unidades, vendidas, lo que supone un crecimiento del 1,2% sobre las ventas de abril de 2016 (entonces la Semana Santa cayó en marzo).

Lo que se confirma es el estancamiento de las ventas a particulares que venimos advirtiendo desde hace unos meses. Obviamente, con la festividad por medio, se acentúa este mes, con un descenso del 14,4% en las matriculaciones a particulares, que se quedan en 45.384 unidades matrilculadas.

Pero la Semana Santa trajo también consugo un incremento notable del canal de alquiladores, que 28.634 unidades, lo que supone un aumento de nada menos que un 35,8%. Estos aumentos son habituales por estas fechas, ya que se aprovecha para renovar flotas. Por su parte, con 28.088 unidades vendidas, el canal de empresas sube un 4,9% comparado con el mismo mes del año pasado.

Hasta aquí las cifras “en bruto” del mes de abril.  Si contamos las ventas de marzo-abril para anular el efecto de la Semana Santa, el mercado en su conjunto obtiene una subida del 7,2% con un total de 226.975 registros. Con todo, la matriculación por parte de los particulares seguiría obteniendo unas cifras negativas, con una caída del 1,4%. Tal y como nos cuenta Aniacam, “aun considerando el efecto de estos días inhábiles, el canal de particulares todavía estaría un 0,19% por debajo del mismo mes del año anterior“.

Los datos, si bien en conjunto son mejores que el pasado ejercicio, todavía están lejanos de los registros pre-crisis. Desde las patronales de fabricantes (ANFAC) y concesionarios (Ganvam y Faconauto) indiucan que no hay que perder de vista la evolución del mercado de particulares: “echan en falta estímulos para la renovación de los coches más viejos de nuestro parque automovilístico”. Se apunta también al aumento de automatriculaciones por parte de las concesiones debido a los “altos objetivos que imponen las marcas”.

De todos modos, el aumento del 6,1% en el acumulado les hace ser optimistas y pensar que a finales de año se superen los 1,2 millones de unidades matriculadas (supondría un aumento del 5% de las ventas de 2016).

Marcas y modelos más vendidos

Seat encabeza la clasificación con 10.494 automóviles matriculados, casi 2.400 más que Peugeot, que fue segunda con 8.088 coches. Opel las sigue 7.537 vehículos y vio como el fabricante español le arrebataba también el liderazgo acumulado en los cuatro primeros meses. Tercera es Volkswagen (31.230 unidades).

Mes sin sorpresas de calado en la clasificación, comandada por el Seat Ibiza (¿qué cifras podrá alcanzar cuando arranque la comercialización del Seat Ibiza 2017?) y seguida por el Seat León. El Opel Corsa gestado en Figeruelas completa un trío de cabeza “made in Spain”. Tras ellos, dos productos Volksvagen, el Golf y el Polo.

Llama la atención cómo se han acortando las distancias de los SUV compactos. Sigue líder el Nissan Qashqai pero ya no le separa un abismo de sus perseguidores, el Hyundai Tucson y el Seat Ateca. Por delante de ellos se sitúa un SUV algo más pequeño, el Peugeot 2008… y no se atisba el Opel Mokka X, un habitual de esta lista.

Más interesante nos parece la cifra del acumulado en el primer cuatrimestre del 2014. En ella no hay cambios en las tres primeras posiciones… y vemos al Nissan Qashqai en una sorprendente quinta posición, colándose entre el Polo (que se renovará este mismo año) y el Golf, que todavía no ha pillado velocidad de crucero tras la llegada a los concesionarios del Golf 2017.

Fuente: Aniacam, Ganvam, Faconauto, Anfac

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta