Anteriormente hablábamos de cómo se transformarían las ciudades con los coches autónomos. Definitivamente serán el gran avance en toda la historia del sector automovilístico. Todavía no tenemos la oportunidad de ver por las calles este tipo de vehículos pero los fabricantes ya han ido incorporando parte de la tecnología de la conducción automatizada en modelos actuales.

El futuro es sinónimo de autónomo. Fabricantes de coches así como de software y de componentes están desarrollando la tecnología necesaria para hacer realidad el coche autónomo. Por otra parte, la automatización de las acciones terminará aplicándose en todo tipo de objetos hasta ahora impensables.

autonomo

La división holandesa de la marca Volkswagen preguntó a sus usuarios de las redes sociales qué otros objetos, además de los coches, se podrían mejorar con la tecnología del fabricante alemán. Numerosos padres contestaron a la pregunta con una misma respuesta: el carrito de bebé.

Ante tal desafío, los ingenieros de Volkswagen se pusieron manos a la obra para diseñar un carrito de bebé autónomo equipado con frenos automáticos, sensor de movimiento y de colisiones, motor eléctrico, sistema de dirección inteligente y un control de crucero adaptativo.

En las pruebas realizadas al prototipo del carrito de bebé autónomo se pudo comprobar que la tecnología actual era capaz de convertir un carrito de bebé convencional como si de un coche autónomo se tratara. El prototipo era capaz de acelerar y desacelerar con total autonomía, seguir a los padres a una distancia, frenar ante posibles colisiones, evitar obstáculos, entre otros.

Carrito autónomo 01

Desgraciadamente, los padres no podrán disfrutar de este carrito de bebé a corto plazo. El prototipo fue creado por motivos de marketing y publicidad de Volkswagen para realizar un spot sobre la marca.

Además, el carrito de bebé no era autónomo ni nada, se instaló un mecanismo teledirigido para la ocasión. El objetivo era promocionar la tecnología que usa actualmente el fabricante alemán en sus modelos. No obstante, Volkswagen ha subrayado que el prototipo se podría llevar a cabo en un futuro cercano… pero que actualmente el fabricante no está centrado en este tipo de vehículos.

Aunque haya tenido un fin publicitario, el carrito de bebé autónomo nos hace debatir sobre el futuro de la tecnología automatizada en nuestras vidas. Drones, taxis o coches autónomos serán solo el principio. Si es posible la creación de un carrito de bebé autónomo, ¿significa eso que será necesario?

El desarrollo tecnológico siempre es bienvenido pero corremos el riesgo de depender de estos avances para cualquier cosa. Lo que sí ha conseguido Volkswagen es captar la atención de muchos padres y de muchos otros curiosos con el spot que puedes ver a continuación:

Fuente: Volkswagen, Quartz

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta