La pasada semana tuvimos ocasión de vivir, gracias a la invitación de Mercedes-Benz, una intensa jornada de conducción en la localidad cántabra de Suances, en una de las etapas del denominado Mercedes-Benz Test Day, en esta su edición 2013.

La verdad es que las inclemencias meteorológicas mostraron su peor cara, con frio, viento y lluvia por doquier, e incluso nevadas durante parte del viaje que nos separaba de la turística población cántabra. Pero como se suele decir “sarna con gusto no pica”, pues sabíamos lo que nos esperaba en el lugar que el Departamento de Comunicación de la firma germana había elegido para realizar las diversas tomas de contacto.

Mercedes_Benz_A45_AMG_25Una vez repuestos del madrugón y del frío con un reponedor café bien cargado, nos dirigimos al aparcamiento donde, en perfecta formación, se disponían las novedades más importantes que la marca de la estrella ha presentado en este año 2013.

Como habíamos llegado pronto, teníamos a nuestra disposición todos ellos, pero mi mirada no podía dejar de posarse en una de las pequeñas joyas deportivas con las que Mercedes-Benz nos ha deleitado en estos últimos meses. Agazapado entre sus hermanos mayores se encontraba una preciosa unidad del Mercedes-Benz Clase A 45 AMG. Así que sin pensarlo más pedí las llaves y dio comienzo una corta pero intensa, muy intensa, relación…

Exterior

El color de la unidad que nos había tocado en suerte, Designo Gris Montaña Magno metalizado, se encargaba de resaltar las musculosas formas de esta pequeña fiera, que externamente se distingue del resto de Clase A por sus nuevos paragolpes, delantero y trasero, con mayores aberturas de refrigeración, necesarias tanto para evacuar el calor generado por el motor como para refrigerar el intercooler o los sobredimensionados frenos de disco, ventilados y de considerables dimensiones. Éstos se encuentran imbuidos dentro de unas preciosas llantas de aleación de color negro que, en vez de la medida estándar de 18 pulgadas de diámetro, eran en esta ocasión las opcionales de 19 pulgadas, con unos pegajosos neumáticos Michelin Pilot Super Sport en medidas 235/35 ZR 19 91Y.

Mercedes_Benz_A45_AMG_10Como hace escasas semanas publicábamos una exhaustiva prueba del Mercedes-Benz Clase A, no vamos a aburriros con una descripción pormenorizada de sus principales características, diseño, etc. Os remitimos a ella por si queréis conocer más en detalle los pormenores del nuevo compacto alemán, y aquí nos centraremos exclusivamente en las notables diferencias entre aquella versión (la más potente de las movidas por un propulsor de gasóleo) y ésta, que no es otra cosa que el súmmum de la deportividad dentro del competido segmento de los compactos Premium, y el que a partir de ahora marca la pauta en cuanto a prestaciones y comportamiento.

Mercedes_Benz_A45_AMG_26Pero para ser un verdadero AMG no basta con unos espectaculares y acertados aditamentos estéticos, y Mercedes-Benz no podía jugarse su prestigio (y el de su filial más deportiva) sacando al mercado un modelo que no cumpliese con lo esperado. Así que pusieron todo su saber hacer en funcionamiento para que los futuros propietarios de este espectacular compacto no se sintieran defraudados.

Motor

Un motor potente es el núcleo de todo buen deportivo, y el de este Clase A 45 AMG podemos dar fe que lo es. Se trata únicamente de un 4 cilindros de tan sólo 1.991 cm3 de cilindrada, pero dotado de las más avanzadas tecnologías para obtener una asombrosa potencia específica de 181 CV por litro (que hasta ahora sólo se podía ver en modelos de competición), para constituirse como el propulsor sobrealimentado de cuatro cilindros más potente del mundo (fabricado en serie). A las cifras nos remitimos, con unos espectaculares 360 CV a 6.000 rpm o un par máximo de 450 Nm entre 2.250 y 5.000 rpm. Las prestaciones logradas también van en consonancia, con unos increíbles 4,6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado o una velocidad punta autolimitada de 250 km/h (que opcionalmente, y previo pago, puede aumentar hasta los 270 km/h).

Mercedes_Benz_A45_AMG_12Tal derroche de fuerza se debe a la avanzada tecnología empleada, como la inyección directa de combustible, los inyectores piezoeléctricos, el bloque de aluminio, el cigüeñal y los pistones forjados o las camisas de los cilindros con un tratamiento antifricción denominado Nanoslide pero, sobre todo, por la utilización de un turbocompresor tipo twin-scroll (con una presión de sobrealimentación máxima de 1,8 bares) que logra que el retraso en la respuesta al acelerador sea mínimo, obteniendo grandes dosis de potencia desde bajas revoluciones y manteniendo un empuje constante hasta más allá de las 6.250 rpm, donde se sitúa la zona roja.

Claro está que no menos importante es el cambio automático de doble embrague y 7 relaciones Speedshift DCT, especialmente puesto a punto para este modelo por AMG, con cambios rapidísimos (acompañados de un espectacular sonido de escape) y que en su modo manual permite exprimir al máximo, tanto subiendo como bajando marchas, las excepcionales dotes de motor y bastidor.

Mercedes_Benz_A45_AMG_08Por supuesto también cuenta para ello con el sistema de tracción a las cuatro ruedas AMG 4Matic, mediante un embrague multidisco con accionamiento electrohidráulico, de modo que cuando la centralita electrónica detecta un resbalamiento en el eje delantero transmite de forma instantánea parte de la potencia a las ruedas posteriores, de forma variable y hasta un máximo del 50%.

Interior

El interior de esta especialísima versión firmada por AMG no se queda atrás tampoco en su personalización respecto a un Clase A estándar y, conservando la excelente calidad de realización de las versiones ya conocidas de este compacto Premium, hace alarde de un equipamiento muy deportivo, partiendo por ejemplo de unos espectaculares bacquets de competición (opcionales) realizados por el especialista Recaro que sujetan magníficamente el cuerpo en todo tipo de apoyos y que nos hacen sentirnos íntimamente unidos a este deportivo compacto y continuando por el volante, de excelente tacto, donde se mezclan elementos como la piel vuelta y el cuero, situándose justo detrás las levas del cambio automático (que como único reproche son solidarias al volante, en vez de serlo a la columna de dirección), o un nuevo pedalier muy deportivo, en aluminio. También el cuadro de relojes presenta unas grafías y escalas específicas, acordes a las nuevas prestaciones.

Mercedes_Benz_A45_AMG_19Uno de los pocos defectos que siempre hemos criticado a los modelos de Mercedes-Benz se soluciona magistralmente en esta versión, con una palanca selectora del cambio que abandona la columna de la dirección para pasar a ocupar un lugar más adecuado en la consola central. Y además con un singular pomo en aluminio de bella factura.

En cuanto al equipo multimedia, es el mismo que ya disfrutamos en el Clase A 220 CDI que probamos hace poco, pero en esta ocasión contaba con la pantalla de mayores dimensiones disponible donde mostrar la información del sistema de audio, GPS, etc. Pero a fuer de ser sinceros, ¿quién se entretiene en escuchar el excelente equipo de sonido pudiendo deleitarse con el que proviene de los escapes?

Mercedes_Benz_A45_AMG_27Pero más que las frías cifras, que aunque nos pueden dar una idea del tremendo potencial del vehículo, es necesario sentarse a sus mandos para disfrutarlo en una carretera de curvas, en un entorno maravilloso, y con el piso deslizante debido al temporal de agua y viento que nos acompañó esa mañana, además de las consabidas hojas en la calzada fruto de la estación en la que nos encontramos.

Comportamiento

Una vez nos acoplamos en los fantásticos asientos, de fácil regulación y nada incómodos a pesar de su radical aspecto, y giramos la llave de contacto (quizá echamos de menos un arranque por botón, como en los modelos de competición) nos acompañará un bramido de escape, impropio de un 4 cilindros, que ya no separará de nosotros hasta que no nos quede más remedio que devolver la unidad de pruebas. ¡Qué sonoridad!

Mercedes_Benz_A45_AMG_01Es absolutamente increíble el trabajo realizado en la línea de escape AMG y no sólo en las aceleraciones, con unas explosiones de lo más cautivadoras cuando se producen los cambios de marcha, sino incluso en retenciones a baja velocidad (al abordar una glorieta, por ejemplo) que hacían volver la cabeza a los escasos transeúntes que vimos en esa desapacible jornada. No digo ya nada cuando pasamos debajo de un puente o en un túnel: da gusto bajar la ventana y escuchar los petardeos que produce casi como un vehículo de rallyes (creo que ya tengo tono de llamada para mi móvil nuevo…)

Pero no se trata sólo de uno modelo encaminado a obtener increíbles aceleraciones en línea recta (que también), sino que su ámbito de caza son las curvas, y cuanto más ratonero es el recorrido, mejor. Así que nos decidimos por tomar una bonita y solitaria carretera costera en la que poner a prueba las dotes dinámicas de este compacto que, bajo nuestro humilde punto de vista, sólo pueden obtener un calificativo: ¡sobresalientes!.

Mercedes_Benz_A45_AMG_20La dirección es muy directa, con apenas dos vueltas y media entre topes, permitiendo inscribirlo con inmediatez en las curvas. Podemos hacerlo pasar justo por donde queremos, con una precisión milimétrica. De hecho en la gran mayoría de las ocasiones se comporta como un perfecto tracción delantera y solamente cuando forzamos la situación o el estado de la calzada no ofrece el suficiente agarre, transfiere parte (hasta el 50%) de la potencia al eje trasero. ¿Y cuál es la consecuencia? Pues unas aceleraciones fulgurantes y un paso por curva espectacular, con un ESP nada intrusivo que deja a quien se encuentra a sus mandos disfrutar de la conducción.

El límite es tan sumamente alto que prácticamente no se le puede poner en aprietos en una conducción sensata en vías abiertas al tráfico. Sería necesario probarlo a fondo en un circuito para comprobar si tiene algún tipo de carencia al respecto, pues incluso los frenos ofrecen un poder de detención absolutamente espectacular, no apreciando síntomas de fatiga incluso bajando un puerto a buen ritmo. Nos gustaron especialmente por su excelente tacto y dosificación, con un ABS que dejaba deslizar ligeramente los neumáticos antes de entrar en funcionamiento para corregir nuestros posibles desmanes.

Mercedes_Benz_A45_AMG_13No podemos hablaros de los consumos medios, pues por las propias características de este test resultó imposible obtener los promedios correspondientes en nuestros recorridos habituales. Casi se trataba de una prueba al sprint, y como consecuencia de una utilización extremadamente deportiva, con constantes aceleraciones hasta el corte del encendido y fortísimas retenciones, vimos en el ordenador cifras medias muy por encima de los 20 litros/100 km (ni se nos ocurrió mirar los consumos instantáneos…). Son cifras que no deben asustar a nadie en una conducción radical, que bajarán a mucho menos de la mitad en condiciones normales, apoyado por el cambio automático en posición ECO y el eficiente sistema Stop&Start (el fabricante alemán homologa un consumo medio de 6,9 litros/100 km).

Veredicto coches.com

Es muy difícil establecer comparaciones con otros posibles competidores, y digo bien posibles, porque ahora mismo no hay ningún compacto que ofrezca semejante potencial. Hay algunos modelos (pertenecientes a sus competidoras alemanas) como el Audi S3 o el BMW M135i que quizá pudiesen acercarse a sus cifras absolutas de prestaciones pero, en comportamiento dinámico, creemos que les infligiría un severo correctivo, al igual que a muchos otros deportivos de indiscutible renombre. Además en la batalla de la estética también nos parece que el compacto de la firma de la estrella sale mejor parado.

Mercedes_Benz_A45_AMG_07Aún a pesar de los más de 54.750,00 euros de precio base de la versión probada no nos parece una inversión desmesurada para las asombrosas sensaciones que es capaz de ofrecer este Mercedes-Benz Clase A 45 AMG por lo que, aunque pueda parecer increíble lo que decimos, la relación inversión/satisfacción se muestra como una de las más compensadas del mercado…

De todas formas si no te parece suficiente esta versión siempre existe la posibilidad de adquirir el paquete opcional denominado “Edition 1” (eso sí, con un sobrecoste de 8.816,47 euros) que deslimita la velocidad máxima hasta los 270 km/h e incluye numerosos elementos exclusivos, tanto a nivel estético como de equipamiento, si lo que de verdad quieres es no pasar desapercibido.

Mercedes_Benz_A45_AMG_24Pero el día prometía más emociones, aunque por el momento las dejaremos para el siguiente artículo, que os recomendamos encarecidamente no os perdáis…

Valoracion_Mercedes_Benz_A45_AMG

Galería de imágenes:

Ver galeria (26 fotos)

11 COMENTARIOS

  1. […] Si ves la televisión, sabrás que “algo está pasando en Mercedes”. Cierto, la renovación de gama está siendo muy profunda, tanto en cantidad como en calidad. Eso ha provocado que los precios de prácticamente toda su  gama haya aumentado a lo largo del año, sobre todo a medida que se han ido incorporando las versiones AMG, las más deportivas y caras (eso sí, son apasionantes, como pudimos comprobar en nuestra prueba del Mercedes A45 AMG). […]

Deja una respuesta