No hace demasiado tiempo que el Clase A era un monovolumen urbano que pasaba sin rechistar por las carreteras europeas. Un buen coche, enfocado a la practicidad y con la calidad de ajustes de la que Mercedes siempre ha hecho gala. Pero eso cambió en 2012 con el nuevo Clase A, un coche nacido para competir de tú a tú con el Audi A3 y el BMW Serie 1 que hasta entonces se llevaban toda la parte del pastel de los compactos de alta gama. Pudimos comprobarlo en nuestra prueba del Mercedes Clase A, en la que comprobamos que aquel monovolumen se había convertido en un compacto de claros tintes deportivos.

Ahora, Mercedes suma a su gama la preparación AMG del modelo, que como las últimas presentaciones, el E 63 AMG y el CLS 63 AMG, se ha más que vitaminado para ser el primero de la clase. De hecho, el verano pasado habíamos especulado con el motor de este Mercedes Clase A 45 AMG y hablábamos de 335 CV. Nos quedamos cortos. El corazón de este guerrero será un motor de dos litros y cuatro cilindros y 2.0 litros que, gracias a un turbocompresor de doble entrada desarrolla 360 CV de potencia y 450 Nm de par máximo. Va asociado a un cambio automático de doble embrague y 7 velocidades denominado DCT-7, con tres modos de operación.

Hay más detalles que lo convierten en un modelo especial. Los ajustes de su centralita son los mismos que han sido desarrollados para el SLS AMG (y algunos elementos del sistemas de refrigeración) y tiene modo de salida lanzada, conocico como RACE START, gracias al cual acelerará de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos. Cifras que lo equiparan al

Su velocidad máxima se encuentra limitada a 250 km/h (como es habitual en AMG, pero antes o después podría aparecer Black Series o un S-Model que eleven esa cifra). Mucho más sorprendente es el consumo medio que homologa: 6,9 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones medias  de 161 gramos de CO2 por kilómetro.

El nuevo Mercedes A 45 AMG, que atraerá las miradas en el Salón de Ginebra 2013 donde será presentado, cuenta también con tracción a las cuatro ruedas 4MATIC. Este sistema conecta eje trasero y delantero con un embrague de multidiscos con accionamiento electrohidráulico. En condiciones normales todo el par disponible se envía al eje delantero. En función de diferentes parámetros (velocidad, aceleración lateral y longitudinal, ángulo del volante, marcha seleccionada, posición del acelerador y diferencias de par entre ruedas del mismo eje) se distribuye el par necesario sobre el eje trasero hasta una proporción máxima de 50:50.

El exterior del nuevo Mercedes A 45 AMG (el primer compacto que pasa por los talleres de AMG), rezuma deportividad sin perder un ápice de la elegancia base del Clase A (en absoluto parece un coche para “macarras” y no verás pasos de rueda abultados ni alerones superlativos). Destacan las barras cromadas y sus llantas de 18 pulgadas que mantienen la coherencia del conjunto. Es el vivo ejemplo que la deportividad puede llegar a un compacto de cinco puertas sin caer en el mal gusto.

El interior está enfocado totalmente hacia el conductor, con una estética muy racing. Los asientos, que integran el reposacabezas, van tapizados de cuero y alcántara. El volante también emplea estos materiales nobles además de incluir unas levas de metal de mayor tamaño que en el resto de la gama. La consola central, fabricada en fibra de carbono, aloja por primera vez en un automático de la Clase A la selectora de cambios, en vez de encontrarse colocada junto al volante como viene siendo habitual en el modelo.

Las entregas de las primeras unidades tendrán lugar en junio, con el lanzamiento del A45 AMG Edition 1, como edición de salida. En esta edición especial se juega con gris y el rojo sobre un acabado general blanco. Las franjas rojas presentes en la parrilla y en las pinzas de los frenos confieren una mayor deportividad a una edición que muestra sus llantas específicas sobre ruedas de dimensiones 235/35 R 19.

Esta edición especial contará con los paquetes AMG Night y Aerodynamics, que incluyen entre otras características un alerón trasero especial, lunas tintadas, tonos cromados y negros brillantes. Habrá otras posibilidades de personalización, como los paquetes AMG que incluyen acabados en fibra de carbono.Ahora solamente falta conocer los precios, aunque la tarifa no estará muy lejos de los 50.000 euros.


Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

Fuente: Mercedes

1 COMENTARIO

  1. La verdad es que depués de verlo por la carretera he empezado a buscar en internet temas de precio, prestaciones y demás, y me gusta, me gusta mucho.El cambio es total, y creo que a mejor, y es Mercedes… Pero el bolsillo es el que es. http://bit.ly/1fWwEc7

Deja una respuesta