Llegan las vacaciones y las posibilidades al viajar se multiplican. Si optas por conducir, puedes alquilar un coche en el lugar de destino o llevarte el tuyo allá donde vayas. Probablemente hayáis empezado a ver anuncios de enormes y lujosos ferrys que te llevan a ti y a tu coche hasta los destinos más paradisíacos en más absoluta comodidad. Puede que esto sea así en la mayoría de los casos (tenemos anécdotas así lo atestiguan), pero los vídeos que te mostramos a continuación, aparte de ponerte los pelos de punta, harán que te replantees subir tu querido vehículo a un barco.

En este caso, 52 coches japoneses (usados, es el único consuelo que aporta- que viajaban desde Japón a Rusia, acabaron de esta forma tras una tormenta. Otros, en el fondo del mar.

Este, grabado en el trayecto hacia las Islas de San Juan (costa noroccidental de Estados Unidos), resulta aún más espeluznante. Los conductores se encuentran “disfrutando” de la suavidad de la tormenta dentro de sus coches, esperando que el ferry llegue a buen puerto.

La odisea también puede comenzar en el momento de meter el coche en las tripas del barco, que es lo que ocurrió en este puerto griego azotado por el viento. Toda una aventura, ¿verdad?

En este último podemos ver cómo un camión está a punto de salir el primero del barco, literalmente, tal y como describe el usuario eljasp69 en un vídeo cuanto menos curioso.

Y tú, ¿has tenido alguna experiencia similar?

Vía Jalopnik
Imagen destacada: Warner Bros Pictures

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta