¡Ay, el motor rotativo! Esta mecánica, que Mazda convirtió en su principal estandarte, hasta que abandonó la producción del RX-8 en 2012 (ojo, que hubo otras marcas que también apostaron por esta tecnología) es especial. El motor Wankel (por Félix Wankel, su inventor) utiliza rotores en lugar de pistones, girando en torno a un eje. Puede alcanzar revoluciones muy altas y de ahí que tenga una gran legión de aficionados, además de ganarlas de modo muy suave y progresivo, con sensaciones únicas.

Eso sí. Hasta que el Mazda RX Vision se convierta en realidad, estas mecánicas no volverán a los concesionarios. Y es que también tienen sus hándicaps, como mantener a raya emisiones y consumo, además de tener que ser especialmente cuidadosos con el mantenimiento. Mientras que los ingenieros de Hiroshima resuelven estos problemas, el último motor Wankel fabricado (que sepamos) es este. Realizado en papel por el talentoso Aliaksei Zollner, famoso Youtuber por fabricar pequeños motores funcionales con este material. Tras enfrentarse al reto de un V6 de papel y después un V8 de papel (que incluso tenía acelerador), ahora se ha puesto con un motor rotativo.
motor-rotativo papel

Da gusto ver cómo alguien con talento lo exhibe al mundo a través de una red social. Y, si se trata de un motor Wankel de papel (salvo la cubierta transparente, creada así sólo para que puedas ver qué ocurre en el interior), pues además merece todo nuestro reconocimiento. Este, además, como funciona con aire, no tiene que preocuparse por el exceso de emisiones contaminantes. Una maravilla:


Fuente: Aliaksei Zholner
Vía: Popular Mechanics

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta