Logo de Noticias Coches
Parking (1)
Mario Nogales

Combinar un coche en propiedad con uno de suscripción podría ser la solución definitiva

En un momento de incertidumbre como el que se vive en el sector de la automoción, es difícil tomar una decisión sobre la compra de un coche. Aunque si lo pensamos detenidamente, podríamos haber dado con una combinación que cubre prácticamente todas las necesidades. Hablamos de combinar un coche en propiedad con uno de suscripción como segundo vehículo. Empresas como Wabi, que son expertos en este tipo de movilidad, facilitan mucho la vida para todos aquellos que tengan dudas.

El caso es que la mayoría de unidades familiares necesitan dos coches para poder organizar su día a día. Es habitual que los progenitores trabajen en diferentes lugares y que tengan que llevar a los niños a colegios y distintas actividades. Así que los hogares que ya tengan un coche y quieran un segundo vehículo o directamente que tengan que cambiar uno antiguo, podrían optar por la suscripción como la modalidad que más libertad y que menos compromiso ofrece.

La parte positiva es que el coche de suscripción aglutina todos los servicios necesarios bajo un mismo pago. Es decir, con la cuota que se pague ya estarían incluidos otros gastos como el seguro a todo riesgo, la asistencia en carretera, el mantenimiento, las revisiones e incluso el cambio de neumáticos si fuera necesario. Tiene una duración mínima de un mes y se puede ir prorrogando todo el tiempo que necesite el usuario. Por eso es tan útil para ocasiones especiales como las vacaciones o cuando se necesitan más plazas.

En el caso anteriormente mencionado, se podría combinar el coche que tiene la familia en propiedad con una suscripción durante los meses más activos. Desde octubre hasta mayo incluidos, cuando las familias necesitan realizar más movimientos por trabajos y actividades ese segundo coche podrá ser de gran utilidad. Los cuatro meses restantes, que baja la actividad y llega el verano, podrán apañarse con su vehículo en propiedad y cancelar la suscripción, aprovechando esa flexibilidad que ofrece el servicio.

Otro punto positivo para suscripciones como la de Wabi es que los coches ofrecidos son prácticamente nuevos. También que con ellos se puede viajar al extranjero en caso de que sea necesario. En definitiva, combinar un coche en propiedad con uno de suscripción podría ser la solución definitiva que están buscando muchos usuarios por las ventajas que ofrece y las necesidades que deja cubiertas. Sobre todo en un momento de incertidumbre en el que la mayoría de gente no puede comprar coche nuevo o no sabe por qué tecnología decantarse.

  • coche por suscripción
  • compra de coche
  • wabi